mayo 26, 2024 10:02

16.67

Renán Castro Madera, Director General

Renán Castro Madera, Director General

mayo 26, 2024 10:02

 

  • Si quieres mejorar tu salud y tu calidad de vida, ten en cuenta las bebidas naturales que consumían los mayas. Se trata de un producto que usaban los pueblos originarios para limpiar el organismo con efecto laxante.

 

Redacción/CAMBIO 22

Los alimentos y las bebidas desempeñaron un papel significativo en los rituales mayas. Además de su carga simbólica, muchos de estos elementos eran valorados por sus efectos beneficiosos para la salud y el organismo.

Del balché al hidromiel: Yucatán para beber

Una de las bebidas naturales más destacadas en esta sociedad era el balché, elaborado a partir de un árbol del sureste mexicano que los mayas consideraban mágico. En la actualidad, este crece en los suelos calcáreos de la Península de Yucatán, y puede alcanzar hasta 18 metros de altura.

Checa los detalles de las propiedades nutricionales del licor de balché e incorpóralo en tu dieta diaria, en caso de querer limpiar el cuerpo en poco tiempo.

El visto bueno de los mayas ante el licor de balché

Para los mayas, el licor de balché tenía propiedades purificantes y era capaz de inducir ciertos estados de conciencia. Además de su uso en rituales, se cree que esta bebida posee otras propiedades, como la de ser laxante.

De hecho, en ocasiones se utilizaba en forma de lavativa, como lo menciona Gabriela Avilés-Peraza en un artículo del Centro de Investigación Científica de Yucatán. La académica también señala que de la infusión de las hojas del balché se puede obtener un té, al cual se caracteriza por tener propiedades que limpian las heridas y alivian la tos.

Del balché al hidromiel: Yucatán para beber

Paso a paso: cómo preparar el té de balché
En la actualidad, el balché continúa siendo consumido en las comunidades indígenas del sureste de México con propósitos rituales hasta el día de hoy.

La preparación tradicional de esta bebida implica los siguientes pasos:

  1. Hervir la corteza de las hojas para eliminar lo amargo
  2. Dejar secar
  3. Volver a hervirla en agua virgen de cenote o río para extraer su esencia y color
  4. Dejar fermentar de dos a tres días
  5. Añadir miel, azúcar o aguardiente
  6. ¡Listo! Ya tendrás tu bebida milagrosa apta para beber

Después de este proceso, el balché adquiere un tono rosa pálido y un sabor dulce, y se sirve en pequeñas jícaras.

Del balché al hidromiel: Yucatán para beber

Fuente : El Cronista

[email protected]

ADG

¡Únete a nuestras comunidades del Diario Cambio 22 en Whatsapp y Telegram! Mantente al tanto de las noticias más importantes del día, artículos de opinión, entretenimiento, tendencias y mucho más, directamente desde tu dispositivo móvil.

WhatsApp Telegram
Telegram



Data from Tiempo3.com
Data from Tiempo3.com
Data from Tiempo3.com