Miguel Avendaño/CAMBIO 22

CANCÚN | El pasado 13 de octubre, Román Meyer Falcón, secretario de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, durante su comparecencia en la Cámara de Diputados por la glosa del Quinto Informe de Gobierno, aseguró que de los mil 600 kilómetros de trayecto del Tren Maya, el 85% serán parte de un proceso de expropiación, mismo que hasta el 20 de noviembre de este año, la suma llegaba a los 507 millones 105 mil 571 metros cuadrados expropiados y amparados en 127 decretos que han causado molestias, inconformidades y protestas por los pagos realizados a ‘valor oficial’ y no valor real de compra-venta, sobre todo en las comunidades indígenas de Yucatán y Quintana Roo.

“No podemos hablar de hectáreas porque van cambiando los diámetros que se requieren. Es 85% aproximadamente de lo que es todo lo que sería el tramo, aproximadamente, de estos más de mil 600 kilómetros lineales”, expreso el funcionario cuando se le cuestionó la cantidad de hectáreas expropiadas y los pagos por las mismas.

Dijo que hasta ese día tenían un avance de 35% del total de los procesos de expropiación en el caso del Tren Maya, “99% tienen acuerdos previos con ejidos, con comunidades, con particulares. Creemos que han sido un éxito los acuerdos que hemos sostenido, ese tren detenido por ejidatarios, comuneros o privados”, expuso.

También defendió las expropiaciones y aseguró que han sido concertadas para garantizar la construcción de la infraestructura, no solo en el caso del Tren Maya, sino también de las obras en el istmo de Tehuantepec y el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA).

“¿Por qué las expropiaciones? Porque es el mecanismo más eficiente de poder regularizar el proceso de expropiación por parte del Estado de un terreno ya sea privado o social. Se lleva a cabo particularmente en los privados a través de un procedimiento de expropiación, porque es la forma más eficiente, más rápida para la contraparte, para el privado, en que pueda entregar las tierras a través de un proceso de contraprestación”, abundó .

El presidente Andrés Manuel López Obrador, durante una mañanera aseguró que en lo que va de su administración se han llevado a cabo 500 “expropiaciones concertadas” para la construcción del Tren Maya; López Obrador indicó que se llegaron a estos acuerdos con los supuestos afectados porque de esa manera se agilizan los pagos que establecen los avalúos.

La expropiaciones empezaron ‘oficialmente’ en febrero de 2022, cuando el gobierno de la Cuarta Transformación emitió un decreto para expropiar 5 millones 355 mil metros cuadrados, al ser considerados de utilidad pública para el Tren Maya.

La Sedatu anunció la expropiación de 231 terrenos más ubicados en los municipios de Benito Juárez, Solidaridad, Puerto Morelos y Tulum, en Quintana Roo.

Siendo el ayuntamiento de Solidaridad donde el mayor número de inmuebles fueron declarados útiles para el Tren Maya con 112.

En agosto del mismo año, la Sedatu expropió un millón 93 mil 18.93 metros cuadrados, en cuatro municipios de Quintana Roo para el Tramo 5 del Tren Maya.

Los terrenos corresponden a 36 inmuebles de propiedad privada en los municipios de: Benito Juárez (2), Puerto Morelos (2), Solidaridad (29),Tulum (3). Más tarde se incautaron 382 mil 992 metros cuadrados por ser de utilidad pública.

Esta acción deriva de una solicitud hecha por el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) a la Sedatu, el pasado 11 de julio, para que adquiriera los terrenos necesarios para el Tramo 5 de este proyecto, especificados en un dictamen técnico.

A estos se le sumaron inmediatamente otros 14 decretos emitidos por el Gobierno Federal para expropiar terrenos para la construcción del Tren Maya, una de las ‘megaobras’ prioritarias del presidente López Obrador, proyecto se afectó en sus tiempos de construcción debido a los amparos que interpusieron diversos activistas y ambientalistas, razón por la cual el Presidente declaró como seguridad nacional la construcción.

Los antecedentes

La expropiación de terrenos para el Tren Maya según investigación realizada por Cambio 22, se iniciaron en 2019, y hasta el momento vas son 127 decretos publicados en el Diario Oficial de la Federación (DOF).

Las expropiaciones fueron detenidas en 2020-2021 por causa de la Pandemia por Covid-19; reanudaron las publicaciones en el 2022, pero en el 2023 es el año donde más han expropiado terrenos ejidales y particulares en municipios de Tabasco, Campeche, Chiapas, Yucatán y Quintana Roo.

El Tramo 1, denominado Selva 1, va de Palenque a Escárcega, con una distancia aproximada de 228 kilómetros; el Tramo 2, denominado Golfo 1, va de Escárcega a Calkiní, y tiene una longitud aproximada de 235 kilómetros.

El Tramo 3 es llamado Golfo 2, va de Calkiní a Izamal y cuenta con una longitud aproximada de 156.5 km; el Tramo 4, llamado Golfo 3, es de Izamal a Cancún, con una longitud de 257 kilómetros.

El Tramo 5 denominado Caribe 2 es de Cancún a Tulum, con una longitud aproximada de 103.6 kilómetros; el Tramo 6, denominado Caribe 1, va de Tulum a Bacalar, con una longitud aproximada de 249.3 kilómetros y el Tramo 7 llamado Selva 2, va de Bacalar a Escárcega, con una longitud de 252.2 kilómetros.

En el Tren Maya, el Tramo 5 ha sido dividido a su vez en dos tramos: Tramo 5 Norte: Cancún-Playa del Carmen, con una longitud aproximada de 43.3 kilómetros y el Tramo 5 Sur: Playa del Carmen -Tulum, con una longitud aproximada de 60.3 kilómetros.

El Viernes 15 de noviembre de 2019 se emitió la Consulta indígena para el proyecto Tren Maya y el 15 de diciembre se instalaron Módulos de Participación Ciudadana en los estados de Chiapas, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo, para recibir la opinión de la ciudadanía a través de papeletas. Las casillas funcionaron de 8 de la mañana a las 6 de la tarde. Los módulos fueron instalados en los municipios directamente involucrados en el trazo de la vía supervisado por el Presidente del Instituto de Administración y Avalúos de Bienes Nacionales, Mauricio Márquez Corona. La consulta fue manipulada por el Gobierno, el rechazo fue total e iniciaron las inconfiormidades que fueron acalladas comprando conciencias. Así iniciaba el proyecto millonario acusado de ecocida y que ha triplicado su costo inicial.

El lunes 25 de noviembre de ese mismo año se emitió el acuerdo por el cual se desincorporaba del régimen de dominio público de la Federación y se autorizaba su aportación a título gratuito al patrimonio del FONATUR Tren Maya, S.A. de C.V., dos fracciones de terreno identificadas como polígono 2A con superficie de 1,848,165.67 metros cuadrados y polígono 2B con superficie de 143,788.81 metros cuadrados, que forman parte del inmueble denominado “Antiguo Aeropuerto Palenque” o “Ex Aeropuerto Palenque”, ubicado en Carretera Federal 199, tramo Catazajá-Rancho Nuevo, kilómetro 24.5, colonia Pakal-Ná, antes Las Joyas, Municipio de Palenque, Estado de Chiapas.

El lunes 24 de enero de 2022 se emitió la declaratoria de Causa de Utilidad Pública relativa a 2,410,107.72 metros cuadrados de propiedad privada, ubicados en los municipios de Benito Juárez (), Solidaridad () y Puerto Morelos (), en el Estado de Quintana Roo, que serán destinados para la construcción de obras de infraestructura pública relacionadas con el Proyecto Tren Maya.

El Viernes 25 de febrero se emitió la declaratoria de utilidad pública relativa a 5,355,394.52 (cinco millones trescientos cincuenta y cinco mil trescientos noventa y cuatro punto cincuenta y dos) metros cuadrados de propiedad privada, ubicados en los municipios de Benito Juárez, Solidaridad, Puerto Morelos y Tulum.

El viernes 17 de junio se emitió la declaratoria de causa de utilidad pública relativa a 1 383 122.91 (un millón trescientos ochenta y tres mil ciento veintidós punto noventa y uno) metros cuadrados de propiedad privada, ubicados en los municipios de Benito Juárez (2), Solidaridad (36), Puerto Morelos (4) y Tulum (4).

El Martes 19 de julio se emitió la declaratoria de causa de utilidad pública relativa a 382,992.42 (trescientos ochenta y dos mil novecientos noventa y dos punto cuarenta y dos) metros cuadrados de propiedad privada, ubicados en los municipios de Solidaridad (6) y Tulum (19.

El sábado 23 de julio se decretó la utilidad pública la ocupación temporal de 165,250.25 m2 (ciento sesenta y cinco mil doscientos cincuenta punto veinticinco metros cuadrados) de propiedad privada, ubicados en los municipios de Solidaridad (3) y Tulum (5).

El martes 2 de agosto se decretó la expropiación de una superficie total de 1,093,118.93 m2 (un millón noventa y tres mil ciento dieciocho punto noventa y tres metros cuadrados) de propiedad privada en los municipios de Benito Juárez (2), Puerto Morelos (2), Solidaridad (29) y Tulum (3).

El viernes 26 de agosto se decretó la epropiación de utilidad pública y se ordenó la ocupación temporal de 355,550.16 m² (trescientos cincuenta y cinco mil quinientos cincuenta punto dieciséis metros cuadrados) de terrenos de propiedad privada, ubicados en los municipios de Escárcega (8), Champotón (1), Campeche (13), Tenabo (1) y Hecelchakán (1) del estado de Campeche.

El viernes 26 de agosto se decretó la utilidad pública y se ordenó la ocupación temporal de 628,119.611 m² (seiscientos veintiocho mil ciento diecinueve punto seiscientos once metros cuadrados) de terrenos de propiedad privada, en los municipios de Maxcanú (1), Chocholá (13), Umán (10), Mérida (13), Kanasín (2), Tixpéhual, Tixkokob (6), Cacalchén (10), Bokobá (1) e Izamal (4) del estado de Yucatán, y Dzitbalché (1) del estado de Campeche.

El viernes 26 de agosto se decretó la declaratoria de utilidad pública y se ordenó la ocupación temporal de 214,895.744 m² (doscientos catorce mil ochocientos noventa y cinco punto setecientos cuarenta y cuatro metros cuadrados) de terrenos de propiedad privada, ubicados en los municipios de Sudzal (5), Kantunil (1), Tinum (6), Uayma (2), Valladolid (20) y Chemax (2), del estado de Yucatán, y Lázaro Cárdenas (11) y Puerto Morelos (4), del estado de Quintana Roo.

El sábado 27 de agosto se decretó la declaratoria de utilidad pública y se ordena la ocupación temporal de 83,246.45 m² (ochenta y tres mil doscientos cuarenta y seis punto cuarenta y cinco metros cuadrados) de terrenos de propiedad privada, ubicados en los municipios de Palenque (15), del estado de Chiapas, Tenosique y Balancán (5), del estado de Tabasco, y Candelaria (2), del estado de Campeche.

El lunes 12 de diciembre se declaró de utilidad pública relativa a 2,299,274.452 m2 (dos millones doscientos noventa y nueve mil doscientos setenta y cuatro punto cuatrocientos cincuenta y dos metros cuadrados), correspondientes a 139 (ciento treinta y nueve) inmuebles de propiedad privada en los municipios de Tulum (62), Felipe Carrillo Puerto (23), Othón P. Blanco (29) y Bacalar (25), en el Estado de Quintana Roo.

Es decir, el 2022, el presidente Andrés Manuel López Obrador expropio 228 millones 951 mil 921 metros cuadrados equivalentes a 22 mil hectáreas 895 mil 192 metros cuadrados.

2023, el año de las grandes expropiaciones

Las expropiaciones no pararon, iniciando 2023, el martes 3 de enero se declaró la declaratoria de expropiación por utilidad pública relativa a 185,387.31 m² (ciento ochenta y cinco mil trescientos ochenta y siete punto treinta y un metros cuadrados), correspondientes a 10 (diez) inmuebles de propiedad privada en los municipios de Tulum (5) y Felipe Carrillo Puerto (5) en el Estado de Quintana Roo.

El viernes 24 de febrero, se la expropiación para utilidad pública la superficie de 549,055.07 m² (quinientos cuarenta y nueve mil cincuenta y cinco punto cero siete metros cuadrados), correspondiente a 23 (veintitrés) inmuebles de propiedad privada, en los municipios de Tulum (9), Felipe Carrillo Puerto (5), Othón P. Blanco (5) y Bacalar (4), en el estado de Quintana Roo.

El lunes 27 de marzo se expropiaron por causa de utilidad pública la superficie de 83,819.07 m² (ochenta y tres mil ochocientos diecinueve punto cero siete metros cuadrados), correspondiente a 7 (siete) inmuebles de propiedad privada, en los municipios de Tulum (2), Felipe Carrillo Puerto (4) y Othón P. Blanco (1).

Para el lunes 27 de marzo se expropiaron por causa de utilidad pública la superficie de 08-75-11 hectáreas, del ejido “General Rodolfo Fierros”, municipio de Escárcega, estado de Campeche, a favor de Fonatur Tren Maya, S.A. de C.V.

El viernes 31 de marzo se decretó la expropiacion por causa de utilidad pública la superficie de 65-82-99 hectáreas, del ejido “La Libertad”, municipio de Escárcega, estado de Campeche, a favor de Fonatur Tren Maya, S.A. de C.V.

El viernes 31 de marzo se decretó la expropiación por causa de utilidad pública la superficie de 23-86-52 hectáreas, del ejido “Silvituc”, municipio de Escárcega, estado de Campeche, a favor de Fonatur Tren Maya, S.A. de C.V.

El mismo día se decretó la expropiación por causa de utilidad pública la superficie de 33-26-34 hectáreas, del ejido “N.C.P.A. Justicia Social”, municipio de Escárcega, estado de Campeche, a favor de Fonatur Tren Maya, S.A. de C.V.

El martes 4 de abril se expropió por causa de utilidad pública la superficie de 41-03-01 hectáreas, del ejido N.C.P.E. Lic. Adolfo López Mateos, municipio de Escárcega, estado de Campeche, a favor de Fonatur Tren Maya, S.A. de C.V.

El mismo día también se expropió por causa de utilidad pública la superficie de 115-83-69 hectáreas, del ejido “Xbonil”, municipio de Calakmul, estado de Campeche, a favor de Fonatur Tren Maya, S.A. de C.V.

Por igual se decreto la expropiación de 14-15-25 hectáreas, del ejido “20 de Noviembre”, municipio de Calakmul, estado de Campeche, a favor de Fonatur Tren Maya, S.A. de C.V., publicado en la edición vespertina del 27 de marzo de 2023.

Ese mismo día también se expropiaron 19-16-75 hectáreas, del ejido “El Centenario”, municipio de Escárcega, estado de Campeche, a favor de Fonatur Tren Maya, S.A. de C.V., publicado en la edición vespertina del 31 de marzo de 2023.

El miércoles 3 de mayo se decretó la utilidad pública la superficie de 24-17-71 hectáreas, del ejido “Escárcega”, municipio de Escárcega, estado de Campeche, a favor de Fonatur Tren Maya, S.A. de C.V.

El viernes 12 de mayo se expropiaron terrenos por 8,118.9 metros cuadrados en Othón P. Blanco en Quintana Roo para la construcción del Tramo 6.

El viernes 2 de junio se expropiaron por causa de utilidad pública la superficie de 02-49-83 hectáreas, del ejido “N.C.P.E. Pablo García”, municipio de Calakmul, estado de Campeche, a favor de Fonatur Tren Maya, S.A. de C.V.

El mismo día se decretó la expropiación por causa de utilidad pública la superficie de 11-90-97 hectáreas, del ejido “NCPA. Div. del Norte y sus Anexos”, municipio de Escárcega, estado de Campeche, a favor de Fonatur Tren Maya, S.A. de C.V.

El lunes 12 de junio se expropiaron por causa de utilidad pública la superficie de 119-74-55 hectáreas, del ejido “Juan Sarabia”, municipio de Othón P. Blanco, estado de Quintana Roo, a favor de Fonatur Tren Maya, S.A. de C.V.

Para el lunes 26 de junio se decretó la expropiación por causa de utilidad pública la superficie de 36-39-83 hectáreas, del ejido “Aarón Merino Fernández”, municipio de Bacalar, estado de Quintana Roo, a favor de Fonatur Tren Maya, S.A. de C.V.

El mismo día se exproipiaron 00-28-09.66 hectáreas, del ejido “Chetumal”, municipio de Othón P. Blanco, estado de Quintana Roo, a favor de Fonatur Tren Maya, S.A. de C.V.

Tambien se expropiaron por causa de utilidad pública la superficie de 56-80-44 hectáreas, del ejido “Bacalar”, municipio de Bacalar, estado de Quintana Roo, a favor de Fonatur Tren Maya, S.A. de C.V.

Por igual la superficie de 53-99-41 hectáreas, del ejido “Buenavista”, municipio de Bacalar, estado de Quintana Roo, a favor de Fonatur Tren Maya, S.A. de C.V.

También la superficie de 02-65-12 hectáreas, del ejido “Chac-Choben”, municipio de Bacalar, estado de Quintana Roo, a favor de Fonatur Tren Maya, S.A. de C.V.

El viernes 30 de junio se expropió por causa de utilidad pública la superficie de 20-50-37 hectáreas, del ejido “Lázaro Cárdenas”, municipio de Champotón, estado de Campeche, a favor de Fonatur Tren Maya, S.A. de C.V.

El mismo viernes se expropiaron 30-57-34 hectáreas, del ejido “Miguel Colorado”, municipio de Champotón, estado de Campeche, a favor de Fonatur Tren Maya, S.A. de C.V.

El viernes 7 de julio se expropiaron 774,456.110 m² (setecientos setenta y cuatro mil cuatrocientos cincuenta y seis punto ciento diez metros cuadrados), correspondientes a 94 (noventa y cuatro) inmuebles de propiedad privada en el Municipio de Palenque (11) en el Estado de Chiapas; en los municipios de Tenosique (1) y Balancán (3) en el Estado de Tabasco; en los municipios de Escárcega (11), Tenabo (1), Hecelchakán (1), Campeche (10) y Dzitbalché (1) en el Estado de Campeche; en los municipios de Tixkokob (1), Maxcanú (1), Umán (7), Mérida (4), Chocholá (13), Tixpéhual (5), Kanasín (2), Cacalchén (12) e Izamal (2) en el Estado de Yucatán y en los municipios de Bacalar (2), Felipe Carrillo Puerto (1), Othón P. Blanco (1) y Tulum (4) en el Estado de Quintana Roo.

El lunes 10 de julio se expropiaron por causa de utilidad pública la superficie de 36-58-39 hectáreas, del ejido “Pedro Antonio de los Santos”, municipio de Bacalar, estado de Quintana Roo.

El martes 11 de julio se publico la Fe de Erratas al Decreto por el que se expropia por causa de utilidad pública la superficie de 102-90-03 hectáreas, del ejido “El Cafetal”, municipio de Bacalar, estado de Quintana Roo.

El lunes 7 de agosto se decretaron la expropiación de 129 hectáreas, ubicado en el ejido “X-Hazil y Anexos”, en el municipio de Felipe Carrillo Puerto, en Quintana Roo. En ese mismo municipio también se expropiaron seis hectáreas del ejido “Reforma Agraria”.

El mismo día se expropiaron 03-81-88 hectáreas, del ejido “Matamoros”, municipio de Escárcega, estado de Campeche.

Por igual la superficie de 09-19-64 hectáreas, del ejido “N.C.P.E. Valentín Gómez Farías”, municipio de Calakmul, estado de Campeche.

El viernes 1 de septiembre se expropiaron por causa de utilidad pública la superficie de 206,123.80 m² correspondiente a 45 inmuebles de propiedad privada en los municipios de Sudzal (5), Kantunil (2), Tinum (6), Uayma (4), Valladolid (23) y Chemax (2), estado de Yucatán, y de Puerto Morelos (2), estado de Quintana Roo.

El viernes 8 de septiembre fueron expropiadas 215,530.00 m² (doscientos quince mil quinientos treinta metros cuadrados), correspondientes a 77 (setenta y siete) inmuebles de propiedad privada en los municipios de Escárcega (3), Champotón (5) y Campeche (69), en el Estado de Campeche.


El lunes 11 de septiembre se expropiaron 62-79-13 hectáreas, del ejido Ramonal Río Hondo, también 14-23-20 hectáreas, del ejido Allende, ambas en el municipio de Othón P. Blanco, estado de Quintana Roo.

El mismo día se expropiaron 06-52-84 hectáreas, del ejido Tres Reyes, municipio de Felipe Carrillo Puerto, estado de Quintana Roo.

Con las misma fecha fuero expropiadas 254-27-80 hectáreas, del ejido Chunyaxché y Anexos, municipio de Felipe Carrillo Puerto.

El jueves 14 de septiembre se expropiaron por causa de utilidad pública la superficie de 12-58-57 hectáreas, del ejido “Becan”, municipio de Calakmul, estado de Campeche.

Para el jueves 21 de septiembre se expropiaron por causa de utilidad pública la superficie de 20-90-55 hectáreas, del ejido “El Chichonal”, municipio de Calakmul, estado de Campeche.

El mismo días fuern expropiadas 31-23-65 hectáreas, del ejido “Emiliano Zapata”, municipio de Calakmul, estado de Campeche.

El mismo jueves fueron 163-70-90 hectáreas expropiadas del ejido “Felipe Carrillo Puerto”, municipio de Felipe Carrillo Puerto, estado de Quintana Roo.

También se expropiaron 66-31-66 hectáreas, del ejido “Tulum”, municipio de Tulum; 163-70-90 hectáreas, del ejido “Felipe Carrillo Puerto”, municipio de Felipe Carrillo Puerto; 33-63-35 hectáreas, del ejido “Sacxán” y 26-94-89 hectáreas, del ejido “N.C.P.E. Prof. Sergio Butrón Casas” del municipio de Othón P. Blanco, estado de Quintana Roo.

Para el jueves 28 de septiembre la expropiacion fue de 13-72-34 hectáreas, del ejido Belén y su anexo El Sauz, municipio de Escárcega, estado de Campeche.

El miércoles 11 de octubre se expropia por causa de utilidad pública la superficie de 68-83-91 hectáreas, del ejido “Xmaben y Anexos”, municipio de Felipe Carrillo Puerto, estado de Quintana Roo y la superficie de 20-50-37 hectáreas, del ejido “Lázaro Cárdenas”, municipio de Champotón, estado de Campeche.

El lunes 16 de octubre el decreto era para 06-40-86 hectáreas del ejido “Constitución”, municipio de Calakmul, estado de Campeche.

Para el lunes 30 de octubre el decreto fue para expropiar la superficie de 09-41-53 hectáreas, del ejido “Santa Cruz”, municipio de Chemax, estado de Yucatán y para la superficie de 03-08-72 hectáreas, del ejido “X-Holop”, municipio de Tinum, estado de Yucatán.

El mismo día se expropiaron 32-14-95 hectáreas, del ejido Palmar, municipio de Othón P. Blanco, estado de Quintana Roo y 07-88-51 hectáreas, del ejido “Libre Unión”, municipio de Yaxcabá, estado de Yucatán, además 40-94-52 hectáreas, del ejido “Sudzal”, municipio de Sudzal, estado de Yucatán.

También se expropiaron 00-18-67 hectáreas, del ejido “Santo Domingo”, municipio de Lázaro Cárdenas, estado de Quintana Roo.

Para el lunes 6 de noviembre se decretaron las expropiaciones 15-58-30 hectáreas del ejido “Chan Yokdzonot”, municipio de Valladolid, estado de Yucatán; también 711,120.554 m² (setecientos once mil ciento veinte punto quinientos cincuenta y cuatro metros cuadrados), correspondientes a 64 (sesenta y cuatro) inmuebles de propiedad privada en los municipios de Maxcanú (1), Chocholá (3), Umán (8), Mérida (3), Kanasín (3), Tixpéhual (14), Tixkokob (3), Cacalchén 81), Izamal (4), Sudzal (1), Chemax (1) y Valladolid (5)en el Estado de Yucatán, en los municipios de Puerto Morelos (1), Solidaridad (6), Bacalar (1), Othón P. Blanco (4) y Tulum (5) en el Estado de Quintana Roo.

Para el lunes 13 de noviembre se expropiaron 750 mil 734 metros cuadrados, en inmuebles privados, que servirán para dar seguimiento a obras del Tren Maya en sus Tramos 1, 2, 3, 6 y 7, en su paso por los estados de Chiapas, Tabasco, Campeche, Quintana Roo y Yucatán.

En el caso del estado de Chiapas, la expropiación se realizará en el municipio de Palenque, en Catazajá, cuya superficie asciende a más de 2 mil 400 metros cuadrados, correspondientes al Tramo 1.

Son 16 los inmuebles que se expropian en el estado de Campeche, específicamente en los municipios de Dzitbalché y Escárcega, para los Tramos 2 y 3.

Es en el estado de Yucatán las expropiaciones se realizan en los municipios de Maxcanú, Chocholá, Umán, Mérida, Kanasín, Tixpéhual, Tixkokob, Cacalchén e Izamal, para un total de 46 bienes inmuebles. En Quintana Roo, se decretó la expropiación de seis inmuebles

En total, durante lo que va del 2023, Andrés Manuel López Obrador ordenó la expropiación de 278 millones153 mil 650 metros cuadrados, lo que corresponde a unas 27 mil 815 hectáreas de utilidad pública para el Tren Maya; desde que se inició el proyecto, sumarían 507 millones 105 mil 571 metros cuadrados expropiados hasta el momento.

El gobierno de la Cuarta Transformación ha ocultado el pago total de estas expropiaciones argumentando seguridad nacional, no se sabe si estos miles de millones de pesos en pagos a campesinos e indígenas en su mayoría se sumarán al gasto total del Tren Maya.

Hay que recordar que la magna obra del presidente López Obrador tendrá un presupuesto de 120 mil millones de pesos para el 2024, lo que implica un acumulado de 515 mil 762 millones de pesos o más de medio billón de pesos de 2024, unas 3,3 veces lo presupuestado en un inicio, según un análisis del Instituto Mexicano de Competitividad (IMCO).

En el análisis oficial del Gobierno de México en 2019 se calculó que la inversión necesaria para el proyecto rondaba los 156 mil millones de pesos (unos 9.000 millones de dólares). Pero la primera cifra de López Obrador fue de 120 mil millones de pesos (unos 6.900 millones de dólares) en 2018, antes de tomar posesión.

A finales de julio de 2022, López Obrador aceptó que el Gobierno mexicano invertiría hasta 20 mil millones de dólares por lo que costaría hasta tres veces su presupuesto estimado. Después, López Obrador indicó el 26 de junio pasado que la inversión proyectada para esta obra emblemática sería de entre 15 mil y 20 mil millones de dólares.

El proyecto ha recibido críticas de organizaciones, ambientalistas y políticos, quienes han pedido suspender las obras en distintos tramos por daños ambientales y comunitarios. El colectivo Sélvame del Tren ha calculado que, al menos, 10 millones de árboles han sido talados o removidos por la construcción del Tren Maya.

 

redaccionqroo@diariocambio22.mx

GCH