Necesariamente Incómoda

 

Graciela Machuca Martínez

Las 11 presidencias municipales de Quintana Roo, cada tres años, se convierten en botín político y económico de la clase política, se rompen acuerdos, sociedades, amistades, con tal de formar parte del grupo ganador; las deslealtades salen a relucir, al igual que el cinismo de unos y otros, las ideologías no existen, la moneda de cambio es el pragmatismo, hay muchos que ya tienen en su guardarropa camisetas de diversos colores, pero tienen mucho espacio para otras, lo que hace falta en Quintana Roo son partidos políticos para que no tengan que regresar a los ya quemados.

Así como trienio tras trienio nacen nuevas fortunas y los políticos ricos se vuelven más ricos, un amplio sector de la población mantiene la esperanza en la participación ciudadana, en busca que el estado de cosas cambie, no importa quien encabece el gobierno, se trata de buscar una muestra de cambio, ya sea que lleguen unos para que se vayan otros, aunque sean de la misma familia.

Ante las prácticas de corrupción e impunidad que caracteriza a la clase política, sin importar el color, un amplio sector del electorado ha optado por votar por la alternancia, ya se sabe que se trata de los mismos grupos políticos, con las mismas prácticas, pero mientras estén confrontados entre ellos, a nivel de cúpula, la ciudadanía podría salir ganando con la alternancia en los gobiernos, que gane el contrario del que está en el poder con la finalidad de que se cuiden las mañas, que por lo menos haya intención de denunciarse mutuamente, que se documenten los robos, entre ellos.

Sin embargo, esta posibilidad, cada elección, disminuye, porque los vasos comunicantes entre esos grupos políticos se extienden cada día más, la mezcolanza es tal, que desde hace años se borró la línea que dividía a la derecha y a la izquierda y a éstas del centro, las líneas parentales se han perdido.

Uno de los municipios que ha sufrido estos pactos políticos durante las últimas administraciones municipales es Solidaridad, los grupos políticos se alían y se dividen por quedarse con la tajada más grande de este promisorio proyecto político y económico, las personas que se dedican a la política partidista siempre salen ganando, el desarrollo del municipio está secuestrado por unas cuantas familias, quienes actúan como sí tuvieran a su favor el derecho divino de gobernar a este joven municipio mexicano.

El desarrollo de Solidaridad y la calidad de vida de su población se han convertido en rehenes de los partidos políticos y de los caciques del Siglo XXI, quienes desde sus cómodas oficinas dictan acciones que no solo los posiciona política y económicamente, sino que usufructúan la vida de miles de familias que creyeron en que al llegar a vivir a Solidaridad les cambiaría la vida, ahora viven en asentamientos humanos irregulares, sin servicios públicos básicos, porque las administraciones municipales se han encargado de beneficiar a unos cuantos, poniendo en riesgo el desarrollo urbano y la vida de la mayoría de los habitantes.

La pregunta que se hacen los electores que analizan su voto, es ¿ahora por qué persona, por qué partido o por cuál grupo político nos inclinamos? Las opciones se reducen cada día más.

La coalición PRI, PAN, PRD, en la que sigue incidiendo el ahora embajador de México en Canadá, Carlos Joaquín González, tiene como su principal contendiente a Lili Campos Miranda, la actual presidenta municipal, quien a costa de todo busca reelegirse, sin tomar en cuenta, el retroceso que significa para Solidaridad, su gobierno.

Para sumarse a este grupo político multipartidista se anotó en la lista de contendientes la diputada local Angy Estefanía Mercado Asencio, quien desde su llegada a la XVII Legislatura ratificó sus afinidades con el entonces gobernador saliente, a quien no tocó en su discurso, con motivo del VI Informe de Gobierno, ni con el pétalo de una rosa.

Para ello podemos volver a escuchar ese discurso en la siguiente liga: https://www.youtube.com/watch?v=g3le8BsLDC0

“Los últimos tiempos nos han enseñado la urgente necesidad de que los gobierno dejen de ser reactivos y apuesten por la cultura de la prevención. Señor gobernador, de este gobierno destacamos la capacidad de respuesta en medio de distintos desafíos, la pandemia como obvia protagonista, el cambio climático, el sargazo, los huracanes el Covid-19, nos enseñan lo frágil que es nuestro entorno y es de vital importancia seguir detallando estrategias que protejan la industria turística, las fuentes de empleo y logremos la diversificación económica, ya que será la única manera de proteger el bienestar de las familias quintanarroenses y desde esta perspectiva trabajar fuertemente en la deuda pública generada en las administraciones pasadas”.

A lo largo de los cinco minutos de su discurso, en ningún momento planteó su decisión de desligarse del grupo político que se iba, al contrario, le reafirmó su solidaridad de la bancada del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), después de todo, unas semanas después trabajarían para el mismo patrón.

La votación que llegue a conseguir Lili Campos Miranda, si es que logra competir por la reelección le será insuficiente para ganar, por ello, el grupo político al que pertenece ha decidido jugar doble y colocar a Estefanía Mercado, desde su postura de militante del PVEM, partido que seguirá en alianza con MORENA y el PT, porque solos, ninguno de estos partidos logra vencer la inconformidad ciudadana que aún persiste en contra de la administración morenista de Laura Beristain Navarrete, quien insiste que tiene derecho a volver a competir por los servicios que ha brindado a su partido durante los últimos años.

Hasta el momento, MORENA ni el PT tienen una persona que con su liderazgo personal convenza al electorado que los errores de Laura Beristain no se volverán a cometer, por lo que su única vía para recuperar la presidencia municipal de Solidaridad es darle la candidatura a su aliado el Verde Ecologista, con Estefanía Mercado, pero ella, responde más a los intereses del PAN, a los de Carlos Joaquín, que a los de MORENA y muchos menos a los del pueblo de Solidaridad.

 

[email protected]

JFCB