Redacción/CAMBIO 22    

La situación en Gaza es de lo más alarmante. Con unos bombardeos de las tropas israelíes que no cesan en absoluto, los ciudadanos tratan de sobrevivir, como pueden, a una situación que se sigue agravando con cada hora que pasa, tras más de tres semanas de conflicto.

Israel ha confirmado este domingo que ha profundizado en las últimas horas en su incursión en el norte de Gaza, con unos ataques aéreos que han sido los más intensos desde que Hamás atentara contra Israel, el pasado 7 de octubre.

La desesperación es palpable y evidente entre los gazatíes y miles de ellos se han visto obligados a saquear los almacenes de la agencia de Naciones Unidas para los refugiados palestinos, la UNRWA.

Mientras los bombardeos de Israel ya se han saldado con la vida de más de 8.000 personas, según la autoridad sanitaria de Hamás en Gaza, algunas organizaciones humanitarias insisten en un alto al fuego inmediato.

450 ataques aéreos en las últimas 24 horas

Los militares israelíes han llevado a cabo una ola de ataques aéreos nocturnos que, según el Ejército, ha servido para alcanzar “450 objetivos” del movimiento islamista palestino y sus milicias.

También aseguran haber consolidado posiciones unos dos kilómetros al interior del norte de la Franja, donde un soldado ha resultado herido grave por la explosión de un artefacto explosivo de fabricación casera y otro ha resultado “herido de consideración durante un encuentro con milicias palestinas”, de acuerdo con la información proporcionada por el Ejército israelí.

“Las Fuerzas de Defensa de Israel”, anunció a primera hora de esta pasada madrugada el principal portavoz militar israelí, el vicealmirante Daniel Hagari, “está expandiendo sus operaciones, y hemos comenzado la siguiente fase de la guerra contra Hamás en Gaza por tierra, mar y aire”.

Hagari ha aprovechado para instar “todavía con más urgencia” a la población del norte y Ciudad de Gaza a que escapen hacia el sur del enclave ante la futura intensificación de las operaciones; un procedimiento criticado por Naciones Unidas y ONG que lo entienden como una maniobra ilegal de desplazamiento forzado.

Por su parte, el Ministerio de Salud de Gaza ha señalado que hay “cientos de muertos” y que se trata de un ataque sin precedentes. Las cifras que barajan desde la Franja es la de 302 fallecidos en las últimas 24 horas.

El balance del Ministerio de Sanidad gazatí incluye a 3.342 niños, 2.062 mujeres y 460 ancianos. Además hay 20.242 heridos, según el último balance oficial publicado por el organismo.

Saqueo a los almacenes de la ONU

La agencia de Naciones Unidas para los refugiados palestinos, la UNRWA, ha informado este domingo de que miles de personas han irrumpido en sus almacenes y centros de distribución en el centro y el sur de la Franja de Gaza para hacerse con harina y elementos básicos de supervivencia en lo que la organización considera ya como el principio del resquebrajamiento del “orden cívico” en el enclave tras días de asedio total de Israel.

“Estamos ante una señal preocupante de que el orde cívico está empezando a romperse”, ha avisado el director de Asuntos de la UNRWA en Gaza, Thomas White, en un comunicado publicado en la página web de la agencia este domingo.

“La gente está aterrorizada, frustrada y desesperada. La tensión y el miedo empeoran por los cortes en las líneas de teléfono e Internet. Creen que han sido abandonados a su suerte”, ha avisado el coordinador antes de confirmar que uno de los almacenes saqueados, en Deir al Balá, servía de alojamiento de la escasa ayuda humanitaria que ha llegado desde Egipto en los últimos días.

White denuncia que el desplazamiento masivo de civiles desde el centro y el norte de Gaza por orden de Israel ha provocado que familias del sur hayan tenido que alojar en sus viviendas hasta a medio centenar de parientes y allegados, lo que ha provocado una presión social insostenible, mientras la ayuda básica entra a cuentagotas.

Aumentan las amenazas

La Media Luna Roja Palestina ha avisado este domingo de que Israel ha ordenado la evacuación inmediata del hospital gazatí de Al Quds, en lo que la organización humanitaria teme como el posible prolegómeno de un bombardeo directo.

En un comunicado publicado en su cuenta de X, antes Twitter, el grupo dice haber recibido “serias amenazas de las autoridades de ocupación” para que comience una “evacuación inmediata del hospital, porque parece que va a ser bombardeado”.

La Media Luna Roja Palestina, en su mensaje, asegura que Israel ha efectuado bombardeos contra puntos situados solo a 50 metros del hospital.

Desde Cisjordania, la Autoridad Palestina ha denunciado las “amenazas” de Israel contra un hospital que, de acuerdo con el Ministerio de Salud del Gobierno palestino, acoge ahora mismo a más de 400 pacientes y aproximadamente 12.000 civiles desplazados que buscaron refugio en el hospital como lugar seguro.

La Autoridad Palestina calcula que 15 de los 35 hospitales de la Franja están ahora fuera de servicio “debido a los ataques aéreos israelíes o a la falta de combustible”. La autoridad sanitaria de Hamás en Gaza cifra en 30 el total de instalaciones sanitarias — contando hospitales y centros de salud — totalmente inutilizadas.

 

 

 

 

 

 

Fuente: HUFFPOST

[email protected]

MRM

WhatsApp Telegram
Telegram
Diario Cambio 22 - Península Libre