Olivia Vázquez/CAMBIO 22

CANCUN, Q. ROO, 04de junio.- Líderes de diversas cúpulas empresariales del destino mandan un mensaje claro al inversionista al advertir que se tiene la certeza jurídica para la inversión y que el desarrollo en Cancún no está detenido por los polígonos que han causado controversia en el Programa de Desarrollo Urbano (PDU) como son Pok Ta Pok o más en el pasado, Tajamar Cancún.

Eduardo Martínez, presidente del Consejo Coordinador Empresarial del Caribe (CCE) aseguró que el PDU esta vigente, el trabajo se hizo y se cumplió cada uno de los pasos que requieren estos instrumentos y le corresponde al Ayuntamiento meter el recurso para defender el proceso y procedimiento que hizo. “Hoy no es una sentencia firma, el PDU esta vigente, esta operando, hay certidumbre en las inversiones, no hay ninguna licencia que se pueda dejar de dar por este proceso”, expresó al referir el amparo que prevalece en el tema legal.

En este contexto comentó que a veces hay que analizar todas las zonas, pues si bien hay una construcción mucho más verticalizada, eso no quiere decir que cualquier puede hacer lo que quiera, para eso hay obras de mitigación o compensación que se requiera y que se deberán hacer para sustentar este tipo de desarrollos.

“hay obras gigantescas depende de lo que se pretende construir y se tendrá que requerir lo necesario para hacer la obra. El chiste es cuidar al final, que las condicionantes o compensaciones se hagan para que sean viables los proyectos”, dijo.

Un PDU, señaló, es un plan a mediano y largo plazo y en ello se debe analizar y en el caso específico de Pok Ta pok, se hace un proyecto grande y todo queda igual en infraestructura, pues entonces no es viable, pero las cosas no son así.

“Hoy tenemos un campo de golf que no está funcionando, la gente no está yendo a jugar ahí… el fideicomiso del campo de golf, ya se extinguió, entonces tampoco puedes forzar a que algo ya este que no tiene razón de ser, eso no quiere decir que cualquier proyecto queda o se pueda hacer, todo es cuestión de análisis, saber si se necesite y que infraestructura se requiere”, dijo.

Por su parte Miguel Angel Lemus, líder del sector inmobiliario, ex presidente de la Asociación Mexicana de Profesionistas Inmobiliarios de Cancún (AMPI) aseguró que el desarrollo de Cancún no está detenido por los polígonos que causan controversia y que están contemplados dentro del Programa de Desarrollo Urbano (PDU), como lo son Pok Ta Pok que traen un foco rojo. “Lo que puede estar suspendido es lo focalizado como nuevo pero no frena el desarrollo.

En este punto refirió que quizá la impugnación, podría detener unos diez proyectos que están contemplados en estos polígonos pero el desarrollo avanza.

En el caso del campo de golf, al extinguirse el fideicomiso, es válido hacer un nuevo proyecto y esto ha generado controversia con los vecinos, pero es una realidad que ese distrito esta muy deteriorado con más de 50 años.

“Los que compraron sus terrenos tienen el derecho de desarrollar y construir”, dijo.

En cuanto a que este proyecto podría seguir el mismo camino de Tajamar, señaló que este asunto todavía no se resuelve, sólo se espera una sentencia en un tribunal y en cualquier momento se resuelve, incluso con una orden del presidente, pues es una zona urbana, tiene usos de suelo y se espera destrabar el proyecto.

Los terrenos ahí están y se espera que los propietarios puedan desarrollar, pues ni siquiera a los inversionistas los han subido al juicio, menos aún les han retornado su dinero.

Este polígono generará empleos y un espacio comercial importante para el centro de la ciudad y a Cancún no lo para nadie, aseguró.

 

[email protected]

GCH