Redacción/ CAMBIO 22

CHETUMAL, 8 de agosto. – Luego de la detención de Bruno Edén Reyes Rodríguez líder de la célula de secuestradores de Zurizaday Villaseñor Méndez alias “el Zuri” en la ciudad de Cancún, salió a relucir la fuerte influencia que este líder criminal tiene en la vida política de Quintana Roo.

El detenido es relacionado con el secuestro del magistrado presidente del Tribunal Electoral de Quintana Roo (TEQROO), Sergio Avilés Demeneghi, así como del secuestro de una menor de 5 años en la capital del estado, nieta del propietario de una refaccionaria a quien le habrían amputado uno de sus dedos y mantenida cautiva en un domicilio de la colonia Tumben Cuxtal.


Tras la detención de Bruno Edén Reyes Rodríguez se supo del aseguramiento de sus secuaces durante una incursión de elemento de la Secretaría de la Defensa Nacional a un domicilio ubicado en la calle Carey de la colonia Tumben Cuxtal en Chetumal, donde tenían cautiva a una niña de 5 años, nieta de un empresario del ramo de refaccionarias, a quien, a manera de presión, los delincuentes le amputaron un dedo.

Al empresario, quien tiene su negocio sobre la avenida Álvaro Obregón le exigían la cantidad de 5 millones de pesos para liberar a su nieta, quien fue liberada por personal de la SEDENA, luego de trabajo de inteligencia.

De la misma forma, trascendió que, el magistrado presidente del Tribunal Electoral de Quintana Roo Sergio Avilés Demeneghi, fue secuestrado por estos mismo malhechores, tratando de presionarlo para que le devolviera sus derechos políticos a Yolanda Delfina Méndez Aguilar alias “La Güera Yolanda”, sin embargo, al extenderse el tiempo para tenerlo cautivo, los secuestradores lo liberaron.

Esta acción fue tomada por las autoridades como descabellada y excesiva, por lo que, tanto Bruno Edén Reyes Rodríguez como Zurizaday Villaseñor Méndez huyeron a Cancún, pero finalmente, “El Zuri” fue detenido cerca de Playa del Carmen; mientras que Bruno Edén Reyes Rodríguez fue asegurado este lunes en Cancún.

 

[email protected]

GCH