Laura Beytia/CAMBIO 22

CHETUMAL, 5 de mayo.- Hoy se conmemora el 124 aniversario de la fundación de la ciudad de Chetumal capital de Quintana Roo, lugar al que originalmente se le bautizó por los mayas como Chaktemal que significa “lugar donde abunda el chakte”  (árbol rojo).

Motivo por el cual, esta mañana se llevó a cabo una ceremonia cívica al pie del monumento erigido en honor al célebre marino Vicealmirante Tomás Othón Pompeyo Blanco Núñez de Cáceres, quien decidió que fuera un 5 de mayo pero de 1898, la fecha oficial para el nacimiento de la entonces aldea “Payo Obispo” con vecinos provenientes de Corozal y de otros lugares de la Península de Yucatán.

En dicho evento, se contó con la presencia autoridades del gobierno estatal y municipal y representantes de la Secretaría de Marina y de la Secretaría de la Defensa Nacional, así como de Bertha Medina Núñez de Cáceres, descendiente directa del fundador de la capital del estado y quien fungió como la oradora principal, por lo que durante su intervención, narró historias de hogar, anécdotas de lucha y algunos hechos relevantes de la vida de tan ilustre personaje.

La fundación del entonces Payo Obispo, constituye al igual que el estallido de la “Guerra de Castas” en 1847, uno de los referentes ineludibles para conocer a detalle el surgimiento del otrora Territorio Federal de Quintana Roo y que al igual que la ciudad de Cancún siete décadas más tarde, fue creada prácticamente de la nada.

 

Sin embargo, fue después de cuatro años de la fundación de la antigua Payo Obispo, hoy ciudad Chetumal, cuando fue creado el Territorio de Quintana Roo, publicándose un día de hoy pero de 1902, el Decreto correspondiente en el Diario Oficial, cuya iniciativa había sido enviada previamente al Congreso de la Unión, por el Presidente de la República General Porfirio Díaz Morí.

Por lo que la efeméride de este día no solo recuerda la fundación de una nueva ciudad mexicana, sino también que con esto, se dio inicio la conformación de la frontera sur, la reivindicación de la Soberanía Nacional, el establecimiento formal de la aduana marítima y fronteriza en aguas mexicanas del Río Hondo y la bahía, a pesar del recelo de autoridades de la corona inglesa.

Fue precisamente el Vicealmirante Thomás Othón Pompeyo Blanco Núñez de Cáceres, quien sugirió la construcción del “Pontón Chetumal”, una modesta embarcación que fondeó en la Bahía un 22 de enero de 1898. Las cenizas de aquel insigne marino reposan en la “Plaza del Centenario” cuyos cimientos son ineludibles del Quintana Roo de ayer.

 

[email protected]

RAM