Redacción/CAMBIO 22

Cancún, QR.- El Tribunal Colegiado en Materias de Trabajo y Administrativa del Decimocuarto Circuito de Mérida, Yucatán, declaró infundada la queja interpuesta por el gobierno federal en contra de la suspensión provisional del Tramo 5 norte del Tren Maya, otorgada a una ciudadana de Playa del Carmen cuya vivienda se encuentra en el paso de la vía.

El tribunal consideró que los agravios que ha argumentado la parte de la ciudadana son suficientes para mantener la protección provisional, por lo que se mantiene la suspensión al menos hasta el 14 de noviembre próximo, fecha en que está fijada la audiencia del caso para determinar si conceden la suspensión definitiva o levanta la protección.

Se trata de la única suspensión vigente en contra de las obras del tren en dicho tramo, con número de expediente 1954/2022 y la única que no tiene que ver con temas ambientales, sino con el conflicto por el paso de la vía sobre una vivienda particular, cuya propietaria alega que la Secretaría de la Defensa Nacional Nacional (Sedena) no le notificó que debía desalojar su propiedad.

Apenas a finales de septiembre, el vocero de la Presidencia de la República, Jesús Ramírez Cuevas, dio a conocer a través de su cuenta de Twitter que el juez primero de distrito, con sede en Yucatán, revocó otra suspensión definitiva otorgada contra el Tramo 5 norte del Tren Maya.

Dicha revocación correspondió al amparo 1137/2022, promovido por el Consejo Nacional de Litigio Estratégico, quien alegaba que el desmonte de selva inició antes de que incluso se tramitarán los permisos de impacto ambiental con los que debe contar toda obra en áreas forestales y cercanas al mar.

Dado que la Manifestación de Impacto Ambiental del Tramo 5 norte ya fue autorizada por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), el juzgador determinó revocar dicha suspensión.

Independientemente del amparo y la suspensión vigente, el gobierno federal ha continuado desde inicios de agosto de este año con los trabajos del tren, invocando el carácter de seguridad nacional que le fue otorgado a este proyecto para que ningún recurso legal pudiese detener su avance.

Pese a ello, el avance en los Tramos 5, 6 y 7 es nulo, debido al hallazgo de cada vez más cuevas y bóvedas subterráneas que impiden el avance de las obras con la celeridad que exige el presidente, quien ha fijado como fecha de entrega de los 1,500 kilómetros del Tren Maya en diciembre del 2023.

Fuente El Economista

 

[email protected]

JFCB