febrero 28, 2024 12:22

Renán Castro Madera, Director General

Redacción/CAMBIO 22

Una jueza ha procesado por un delito de agresión sexual con acceso carnal al futbolista brasileño Dani Alves, al concluir que hay indicios para enviarlo a juicio por violar a una joven en la discoteca Sutton de Barcelona, y le ha impuesto 150,000 euros de fianza para cubrir una eventual indemnización a la víctima.

En un auto, al que ha tenido acceso EFE, la titular del juzgado de instrucción número 15 de Barcelona ha dado por finalizada la investigación por la presunta violación, ocurrida el pasado 30 de diciembre, y ha citado a Alves el próximo miércoles para notificarle su procesamiento, paso previo a enviar el caso a juicio.

Como es preceptivo, la magistrada ha citado a Dani Alves, quien desde el 20 de enero pasado permanece en prisión preventiva, para una declaración indagatoria, en la que el próximo miércoles le notificará su procesamiento por un delito de agresión sexual con acceso carnal y le dará ocasión de alegar lo que considere oportuno antes de que el caso vaya a juicio.

Como es preceptivo, la magistrada ha citado a Dani Alves, quien desde el 20 de enero pasado permanece en prisión preventiva, para una declaración indagatoria, en la que el próximo miércoles le notificará su procesamiento por un delito de agresión sexual con acceso carnal y le dará ocasión de alegar lo que considere oportuno antes de que el caso vaya a juicio.

En su escrito, la jueza ratifica la situación de prisión provisional para el futbolista brasileño y acuerda imponerle una fianza de 150,000 euros para cubrir una eventual indemnización a la víctima, con la advertencia de que si no la abona en un plazo de 24 horas procederá a embargar sus bienes en la cantidad suficiente para cubrirla.

Alves lleva medio año en prisión provisional, tras ser detenido por los Mossos d’Esquadra por violar presuntamente a una joven de 23 años en el baño de un reservado de la discoteca Sutton de Barcelona la noche del 30 de diciembre pasado.

Según detalla la jueza en su auto, debido a la agresión sexual, la víctima sufre un trastorno de estrés postraumático de intensidad “globalmente elevada”.

Durante la instrucción del caso, el exjugador del Barcelona ha ofrecido ante la justicia hasta cuatro versiones distintas de lo que sucedió en el baño de la discoteca.

Los vaivenes en su relato de los hechos, frente a la “persistencia” mostrada por la víctima en sus declaraciones, es uno de los argumentos que ha esgrimido la justicia para rechazar su puesta en libertad provisional, como su defensa ha solicitado sin éxito en varias ocasiones tanto a la jueza instructora como a la Audiencia de Barcelona.

 

 

 

 

Fuente: ESPN
[email protected]
MRM

¡Únete a nuestras comunidades del Diario CAMBIO 22 en WhatsApp y Telegram! Mantente al tanto de las noticias más importantes del día, artículos de opinión, entretenimiento, tendencias y mucho más, directamente desde tu dispositivo móvil.



Data from Tiempo3.com
Data from Tiempo3.com
Data from Tiempo3.com