► La decisión judicial sustenta los derechos humanos en el caso del exgobernador de Quintana Roo

► Niegan la petición de la FGR de trasladarlo a un centro de reclusión penitenciaria, por lo que permanecerá en prisión domiciliaria

 

Ricardo Jesús Rivas/CAMBIO 22

CHETUMAL, 24 de mayo. – En días pasados, la Juez Sexto de Distrito Especializada en Ejecución de Penas en la Ciudad de México emitió un fallo clave, negando la petición de la Fiscalía General de la República (FGR) para trasladar a Mario Ernesto Villanueva Madrid, ex gobernador de Quintana Roo, de su arresto domiciliario a un centro de reclusión penitenciaria.

La solicitud del Ministerio Público fundamentaba que las condiciones de salud de Villanueva eran adecuadas para su reubicación a una prisión cercana, argumento que fue rigurosamente evaluado y finalmente rechazado por el tribunal.

Según consta en el expediente SE 6/2021, la defensa de Villanueva, presentando informes médicos detallados, logró demostrar que el entorno carcelario podría comprometer gravemente la salud del sentenciado debido a sus múltiples afecciones crónicas.

El tribunal, priorizando la salud y seguridad del exgobernador, determinó que la vigilancia ejercida por la Guardia Nacional en su residencia garantizaba tanto el cumplimiento de la sentencia como la integridad física de Villanueva.

En la resolución, se detalló ampliamente la condición médica de Mario Villanueva, quien se enfrenta a múltiples problemas de salud que podrían agravarse de manera significativa si es trasladado a un centro penitenciario convencional. La decisión judicial hace referencia explícita a la necesidad de mantenerlo en un ambiente que no solo asegure su seguridad legal, sino también su bienestar físico y psicológico, elementos que no podrían garantizarse en una instalación penitenciaria estándar.

La juez, al revisar la evidencia médica presentada, concluyó que el ambiente en la residencia de Villanueva, ajustado específicamente para atender sus necesidades de salud, es el más adecuado para la continuación de su condena.

Además, la decisión resalta que cualquier cambio en esta disposición podría representar un riesgo directo e inmediato a la vida y salud del exgobernador, lo cual sería contrario a los principios de justicia y humanidad que el sistema judicial busca preservar.

El fallo también aborda las preocupaciones de la FGR sobre un posible riesgo de fuga, resaltando que no existen evidencias que sugieran que Villanueva intentaría evadir la justicia.

La juez instó a la fiscalía a reforzar las medidas de seguridad si lo considera necesario, pero siempre respetando los estándares de derechos humanos y asegurando que cualquier tratamiento médico necesario sea accesible para el reo.

Este fallo reafirma el compromiso del sistema judicial con la protección de los derechos fundamentales de los individuos y plantea un precedente importante sobre cómo gestionar la detención de personas con serias condiciones de salud dentro del sistema penitenciario mexicano. A medida que este caso continúa desarrollándose, seguirá siendo un punto de referencia en las discusiones sobre justicia penal y reforma carcelaria en México.

 

redaccion@diariocambio22.mx

JFCB