Redacción/CAMBIO 22

CANCÚN, Q. Roo 3 de agosto.- Por medio de una denuncia del gobierno de Secretaría de la Mujer de la Alcaldía de Villavicencio, Colombia, dieron a conocer el secuestro de dos jóvenes mujeres que llegaron a Cancún, con la ilusión de trabajar en restaurante de lujo en la zona hotelera las promesas de un macarra que las contacto a través de Facebook, por fortuna fueron rescatadas aún con vida y en buena salud, de una casa de seguridad.

Cayeron en las manos de una red de la delincuencia que utiliza bajo engaños a las mujeres para prostituirlas en Cancún.

Extranjeras colombianas eran prostituidas por una organización delictiva que opera desde Colombia, así también en Bogotá, Atlántico, Guaviare y Antioquia. Se hacían llamar ‘Tango’ y ‘Las Vegas’, en Cancún a través del nombre de ‘Daniela López’.

Las jóvenes féminas, de nacionalidad colombiana, fueron víctimas de una organización delictiva, a través de facebook, supuestamente para trabajar como meseras en Cancún, donde fueron rescatadas luego de una denuncia a través de la embajada de su país a México.

En una declaración por sus familias, informaron que las autoridades de Colombia se revisaron a proporcionarle los derechos de ayuda humanitaria para obtener contacto con las autoridades policiales de México.

Lograron tener contacto con una de las víctimas, quién les confesó lo que les había pasado a ella y a otras mujeres que también son presa de los delincuentes a través de las redes sociales desde Cancún.

Juntas llegaron en un vuelo desde Colombia a Cancún, Jhaniet Natalia H. M. de 18 años y María Alejandra Q. R. de 25 años, ambas originarias del estado de Villavicencio, Colombia.

Por medio de un macarra las jovencitas fueron contactadas por medio de Facebook, el intruso se hizo pasar por un nombre falso bajo la máscara de ‘Daniela López’, quien les prometió trabajos como meseras con todos los gastos pagados y con pasaporte incluido.

En las palabras de las víctimas dieron a conocer a la policía, que su vuelo estaba programado para el 18 de julio, sin embargo, fue cancelado y reprogramado para el 20, del mismo mes, dijeron que con la ilusión cuando tomaron el avión y llegaron a Cancún, solo para darse cuenta de que todo era una mentira.

Fue Natalia la quién logró contactar con sus familiares, explicando que fue víctima de engaños, ella y otra de sus paisanas.

Después de hacer contacto con personas que manejan una red de trata de personas para prostituirlas dejaron de tener comunicación con el exterior, los delincuentes la mantenían secuestradas.

Las jóvenes dijeron que por fortuna las familias de ambas féminas se pusieron en contacto con autoridades de Colombia solo para tener una nula respuesta, diciéndoles que no podían hacer nada al tratarse de otro país en el que fueron privadas de la libertad.

La familia de las mujeres dijo que agradecen el apoyo de los medios de comunicación locales, hicieron notar el caso para que las denuncias sean tomadas en cuenta.

Por medio del apoyo de la Secretaría de la Mujer de la Alcaldía de Villavicencio, en Colombia, por fortuna fueron las que tomaron la denuncia a las madres de las jóvenes.

Desde su país activaron las gestiones y se contactaron con la embajada de Colombia en México, confirmaron que dos mujeres lograron ser rescatadas, entre ellas Natalia ‘N’, de 18 años de edad.

Afortunadamente las jóvenes ya se encuentran en mandos de las autoridades policiales, pero las víctimas entraron en un proceso de protección, incluyendo a sus familias.

En una se las cuentas de rede sociales, una de ellas subió un mensaje conmovedor, “Jehová Dios cada día vivo tan agradecida por todo lo que me cuidas, cómo me amas, cómo cubres mis pasos, perdóneme por siempre hacer lo que no debo y aun así dejas que me estrelle y me cuidas y nunca me dejas sola, nunca me desamparas, gracias por la vida papito lindo”, escribió María Alejandra Q. R. en su cuenta de Facebook.

Cabe destacar que la red de trata de personas es conducida por una organización delictiva plenamente identificada por las autoridades de Colombia, la cual opera en Bogotá, Atlántico, Guaviare y Antioquia. Se hacían llamar ‘Tango’ y ‘Las Vegas’. Al parecer ahora con presencia en Cancún, así lo dieron a conocer también las autoridades locales en esta entidad federativa.

[email protected]
RHM