abril 19, 2024 22:38

16.67

Renán Castro Madera, Director General

Renán Castro Madera, Director General

abril 19, 2024 22:38

 

Redacción/CAMBIO 22

El año pasado, Aarrav Anil supo cuál sería su invento cuando vio a su tío Arjun, enfermo de Parkinson, luchando para comer. Parte de la comida se le salía de la boca y el resto le salpicaba la ropa. Arjun intentó mantener su dignidad, pero la frustración obligó al funcionario jubilado, de unos 70 años, a rendirse y llamar a su ayudante para que le diera de comer.

La visión de los temblores de su tío sacudiendo la cuchara con tanta violencia inspiró a Aarrav, de 17 años, de Bengaluru, al sur de la India, a dedicarse a la robótica. Se encerró en su habitación con microcontroladores, sensores, motores y una impresora 3D. El resultado fue un prototipo de cuchara inteligente que ahora se está probando en la Escuela de Fisioterapia RV de Bengaluru.

Los sensores de la cuchara a pilas detectan los temblores por un lado y activan el movimiento por el otro, anulando así las sacudidas para mantener la cuchara estable.

“He estado afinando el diseño basándome en los comentarios de la universidad: que tiene que ser impermeable para poder lavarla sin dañar los componentes electrónicos de su interior; que debe ser desmontable para poder limpiarla y sustituirla por un tenedor; y que la cuchara tiene que ser más profunda para que quepa más comida”, dice Aarrav.

Su tío también probó el diseño original y aconsejó a Aarrav que el mango era muy resbaladizo y necesitaba un agarre más firme.

Para Aarrav es la culminación de 10 años de interés por la mecánica, que comenzó cuando su madre le compró un juego de Lego. Ahora ha representado a la India en más de 20 competiciones de robótica de todo el mundo.

Cuando el proyecto de la cuchara inteligente ganó el primer premio en la categoría de futuros innovadores de la Olimpiada Mundial de Robótica celebrada el año pasado en Alemania, Aarrav se animó a fabricar el prototipo.

“Fue frustrante no poder encontrar en la India las pequeñas piezas electrónicas que necesitaba. Tuve que pedir algunas a China, pero tardaron siglos en llegar”, explica.

Se calcula que más de 7 millones de personas en la India padecen la enfermedad de Parkinson, una dolencia en la que partes del cerebro se dañan progresivamente y que afecta sobre todo a mayores de 50 años. Los síntomas son temblores involuntarios y rigidez muscular. A medida que la enfermedad avanza, comer puede resultar más difícil, obligando a las personas a depender de la ayuda de otras.

La cuchara inteligente no es del todo original. Un par de empresas estadounidenses venden algo parecido, pero cuestan más de 200 dólares (3 mil 700 pesos), lo que Aarrav sabe que es inaccesible para la mayoría de los indios. Calcula que su cuchara costará unos 80 dólares (mil 500 pesos).

Se espera que los ensayos en la universidad y el proceso de validación terminen a principios del año que viene, y los resultados se publicarán en una revista médica. Después, Aarrav espera fabricarla a pequeña escala, inicialmente para hospitales.

Cuando no está estudiando para los exámenes, Aarrav pasa la mayor parte de su tiempo libre trabajando en sus planes. Su ambición es que todas las familias que tengan a alguien con Parkinson dispongan de la cuchara inteligente. Dice que las palabras de su tío Arjun siguen resonando en su mente: “¿Quién iba a pensar que una cosa tan pequeña podría significar la diferencia entre la dignidad y la humillación?”

 

Fuente: La Lista

[email protected]

NMT

¡Únete a nuestras comunidades del Diario CAMBIO 22 en WhatsApp y Telegram! Mantente al tanto de las noticias más importantes del día, artículos de opinión, entretenimiento, tendencias y mucho más, directamente desde tu dispositivo móvil.



Data from Tiempo3.com
Data from Tiempo3.com
Data from Tiempo3.com