mayo 27, 2024 22:29

16.67

Renán Castro Madera, Director General

Renán Castro Madera, Director General

mayo 27, 2024 22:29

 

  • Graves irregularidades en construcción del Puente Vehicular Nichupté ignoradas por autoridades federales, estatales y municipales

 

 

  • Alerta de ecocidio en construcción del Puente Nichupté: ASF señala incumplimientos ambientales y corrupción en obra

 

 

Redacción/CAMBIO 22 

CANCÚN | Después de 15 días que la Auditoría Superior de la Federación (ASF) denunciara graves irregularidades en la construcción del Puente Vehicular Nichupté, las autoridades federales estatales y municipales hacen caso omiso a ella, principalmente ante el ecocidio que dicha obra está provocando con su construcción sobre los manglares y la laguna del mismo nombre.

La ASF es clara en su señalamiento:

“No se contó con la autorización de la SEMARNAT para el desmonte y despalme en caminos de acceso, no se acreditó el cambio de uso de suelo forestal y manglar para el proyecto Puente Vehicular Nichupté, y solo se acreditaron 2 de los 10 programas que se tienen como condicionantes en el “Sistema de Gestión Adaptativo para la Sostenibilidad del Puente Vehicular Nichupté” de la MIA-R”

Y lo más grave:

“No se realizó el rescate de la fauna de acuerdo con la norma NOM-059-SEMARNAT-2010” referente a la “protección ambiental de especies nativas de México de flora y fauna silvestres con las categorías de riesgo”.


Ante este severo señalamiento de la ASF, el Diario CAMBIO 22 había alertado que se estaba cometiendo ecocidio en la construcción del Puente Nichupté, poniendo como antecedente que en el 2005, el huracán Wilma devastó seis de los municipios acumulando una pérdida total de 18 mil 773 millones de pesos mexicanos, en Cancún, una de las ciudades más importantes para el turismo en México, las afectaciones tuvieron especial repercusión en las zonas comerciales y hoteleras. En medio del desastre económico, una pérdida invaluable fue la biodiversidad del lugar que alertó a los científicos y ambientalistas.

Cientos de árboles del manglar de la Laguna Nichupté quedaron reducidos a cero. Los manglares son una barrera importante para hacer frente a los fenómenos metereológicos, y sirven como biofiltro para las aguas contaminadas por agroquímicos, pesticidas y desechos de la ciudad.

Después del paso del huracán ni un árbol quedó vivo, ni una especie de la fauna del lugar se asomaba, las 4 mil 257 hectáreas que eran hogar de reptiles, anfibios y aves acuáticas estaban prácticamente muertas.

Tal escenario fue el motivo que dio paso para comenzar una de las estrategias gubernamentales de recuperación de la biodiversidad más exitosas en América Latina y al posterior decreto de Nichupté como uno de las 27 Áreas Naturales Protegidas (ANP) que hay en Quintana Roo.

En el estudio técnico justificativo para el decreto de Nichupté como ANP, en 2014, se enlistaron 41 especies de aves que habitaban permanente y temporalmente el manglar, pero un año después, el trabajo de un equipo de monitoreo ciudadano demostraría que esos datos representaban apenas una quinta parte de la realidad en los más de 20 kilómetros de los 12 polígonos que conforman el Área de Protección de Flora y Fauna Manglares de Nichupté (APFF).

Hoy se sabe que hay más de 208 especies avistadas, por la Conanp en dicha zona, lo que provocó la creación de la primera Guía de Aves impresa y digital del grupo, la cual provee información de las especies, como su tamaño, situación migratoria y categorías oficiales de riesgo.

Para el sistema lagunar de Nichupté –que no quedó protegido por el decreto del ANP– las afectaciones principales son la contaminación por residuos humanos, descarga de materiales tóxicos y la contaminación lumínica y auditiva proveniente en mayor parte de la zona turística hotelera.

Ante este panorama grave de contaminación se documento en CAMBIO 22 que la empresa ICA y la subcontratada Rizzani de Eccher quien está a cargo del pilotaje y supuesta preservación del medio ambiente en la construcción del ‘Puente Nichupté’, -que unirá la Avenida Colosio con la Zona Hotelera de Cancún-, era una empresa cuestionada por actos de corrupción y contaminación de mantos acuíferos durante la construcción de diversas obras en países europeos, Rizzani es una empresa especializado en estructuras elevadas, con sede en Italia, y como se advirtió, estaba contaminando con la construcción y estaba atentando contra la ecología y las especies endémicas.

Para los ambientalistas, la construcción del puente está afectando el hábitat de los lagartos, cangrejos y tortugas principalmente, aparte de que se dado avistamientos de venados en el inicio de la obra de las avenidas Colosio y Kabah.

El año pasado la organización Derecho a un Medio Ambiente Sano (DMAS) presentó resultados de un estudio elaborado con recursos del ayuntamiento Benito Juárez en el 2021, el cual arroja graves condiciones de contaminación en cuerpos lagunares, aguas subterráneas y zonas costeras de Cancún.

DMAS, la misma que ha promovido varios amparos contra el Tren Maya, denunció que aunque dicha información ha estado disponible para las autoridades municipales desde hace por lo menos dos años, además de no atender la problemática, el ayuntamiento aprobó a mediados del 2022 un nuevo Programa de Desarrollo Urbano que aumenta densidades de construcción en zonas urbanas y da usos de suelo hotelero en playas públicas.

Esto, aseguran, genera mucho más estrés en áreas como la zona hotelera de Cancún, donde se concentra gran parte de la problemática por la sobredensificación que ya se arrastra desde hace más de una década.

Tanto DMAS como representantes vecinales de la supermanzana 15 de Cancún, con el apoyo del Comité de Participación Ciudadana del Sistema Anticorrupción de Quintana Roo, hicieron una presentación virtual con diapositivas del Programa de Desarrollo Urbano de Cancún (PDU) 2022, en las que muestran que el documento sometido a consulta pública el año pasado es muy distinto respecto del que posteriormente se aprobó por el cabildo y que está actualmente vigente, con cambios importantes que no fueron consultados con los cancunenses.

Indican que múltiples lotes en la zona hotelera de Cancún incrementan su densidad y altura, pasando de 13 y 15 pisos, a 20 pisos, además de que a un lote ubicado al inicio de la zona hotelera, con uso de suelo para servicios turísticos de playa (SP), le asignaron una nueva clave TH/8/N, la cual ahora permite que pueda construirse ahí un hotel de hasta ocho pisos, y todo este desarrollo que raya en la anarquía impacta severamente en la Laguna Nichupté.

En el documento también se señala la suspensión en contra de las obras del Puente Vehicular Nichupté, que actualmente siguen adelante con la venia y protección de la Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes (SICT). Cabe señalar, que el Grupo Ecologista del Mayab advirtió sobre los riesgos de contaminación que provocaría en la laguna la construcción del puente vial.

Araceli Domínguez, presidenta de la organización, consideró como un “error muy grande” que la dependencia federal haya iniciado la obra sin la aprobación de la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA), ya que ésta es una herramienta preventiva para evitar afectaciones al medio ambiente.

hay que recalcar que la ASF acusó deficiente planeación del proyecto “Puente Vehicular Nichupté”, derivado de que se consideró el Tránsito Diario Promedio Anual menor al de la SICT en el Análisis Costo-Beneficio, y además, de que no se consideró la Avenida Rodrigo Gómez en el estudio de demanda como red vial relevante que incrementaría el Tránsito Diario Promedio Anual real; y no se contó con mla autorización de la SEMARNAT para el desmonte y despalme en caminos de acceso, no se acreditó el cambio de uso de suelo forestal y manglar para el proyecto Puente Vehicular Nichupté, y solo se acreditaron 2 de los 10 programas que se tienen como condicionantes en el “Sistema de Gestión Adaptativo para la Sostenibilidad del Puente Vehicular Nichupté” de la MIA-R.

La ASF también documentó que el contrato de obra pública núm. 2022-23-CE-A-021-W-00-2022 se determinaron los pagos en exceso que se detallan a continuación: 2,043.1 miles de pesos, debido a que no se acreditó la ejecución del estudio de la partida 8, “Hidrología”, por parte de la contratista; 5,301.9 miles de pesos, ya que en los trabajos de acero de refuerzo y construcción de pilotes no se acreditó que se hallan utilizado conectores, soldadura y la planta de concreto.

Asimismo, se determinó: trabajos de mala calidad y falta de protección a las varillas de los armados, debido a que en la verificación física las varillas de los armados presentaron óxido y en la cimentación del eje 20 se encontraban corroídas y dobladas.

Por lo anterior se determinó recuperaciones operadas y montos por un monto por 62,762,250.98 pesos, en el transcurso de la revisión se recuperaron recursos por 32,800,274.64 pesos, con motivo de la intervención de la ASF; 29,961,976.34 pesos están pendientes de aclaración.

En el apartado de resumen de observaciones y acciones, se determinaron 15 resultados, de los cuales, en uno no se detectó irregularidad y 6 fueron solventados por la entidad fiscalizada antes de la emisión de este Informe. Los 8 restantes generaron: 4 Promociones de Responsabilidad Administrativa Sancionatoria y 4 Pliegos de Observaciones.

 

Sistema de Noticias Cambio22 digital.

[email protected]

GCH

¡Únete a nuestras comunidades del Diario Cambio 22 en Whatsapp y Telegram! Mantente al tanto de las noticias más importantes del día, artículos de opinión, entretenimiento, tendencias y mucho más, directamente desde tu dispositivo móvil.

WhatsApp Telegram
Telegram



Data from Tiempo3.com
Data from Tiempo3.com
Data from Tiempo3.com