abril 14, 2024 10:17

16.67

Renán Castro Madera, Director General

Renán Castro Madera, Director General

abril 14, 2024 10:17

 

  • Se Deben Dar Medidas de Prevención a los Menores que Utilizan Celulares.

 

Gabriel Alcocer/CAMBIO 22

Cancún, Q. Roo, 21 de enero. – Luego de un primer caso de dos niños, de 8 y 11 años de edad que sufrieron una extorsión telefónica, el Grupo Especializado en Atención a la Violencia Familiar y de Género (GEAVIG) alertó a la ciudadanía a tener mucho cuidado y dar medidas de prevención a los menores que utilizan celulares.

Apenas la semana pasada, dos niños fueron amenazados por medio de un enlace telefónico para salir de su hogar y dirigirse a una plaza comercial, mientras a su madre le hicieron creer que estaban secuestrados, para obligarla a depositar dinero, en un caso conocido como “secuestro virtual”.

La directora del GEAVIG, Adela Jiménez Izquierdo, indicó que afortunadamente pudieron localizar a los menores agraviados en una plaza comercial, cercana a su domicilio, luego de recibir instrucciones para salir de su hogar, llevando el dinero que tuvieran a su alcance, por lo cual rompieron su alcancía y llevaban 130 pesos.

“Esto a que nos lleva, no habíamos tenido un evento similar a esto, es un tipo de extorsión es lo que estamos detectando, es importante empezar hacer difusión y con ustedes que siempre nos están apoyando a que el mensaje llegue para que en casita se alertan, mamá, papá, niños y padres de familia pueden establecer mecanismos en esos teléfonos celulares, que puedan restringir llamadas a los niños a los niñas, que les puedan decir en quiénes tienen que confiar, qué llamadas tienen que contestar, cuáles no y cómo proceder”, explicó.

En este caso, uno de los niños recibió una llamada en su teléfono celular, en la cual le indicaron que su mamá estaba secuestrada y que llevara el dinero que tuviera a su alcance a una plaza comercial cercana a su domicilio, mientras los mantenían ocupados en esa llamada y fuera de su vivienda, a la madre de los menores le hicieron creer que sus hijos estaban secuestrados, para que hiciera depósitos de dinero a cambio de su libertad.

Al recibir el reporte de los dos menores extraviados, el GEAVIG intervino y les brindó ayuda en una plaza comercial de la Supermanzana 227, en una situación que finalmente resultó ser en una extorsión telefónica por medio del llamado secuestro virtual.

Por este motivo, el GEAVIG pasó los informes respectivos al área de prevención del delito de la corporación para iniciar una campaña de difusión, para evitar que menores de edad que hacen uso de teléfonos celulares puedan ser víctimas de este delito.

 

[email protected]

RHM

¡Únete a nuestras comunidades del Diario CAMBIO 22 en WhatsApp y Telegram! Mantente al tanto de las noticias más importantes del día, artículos de opinión, entretenimiento, tendencias y mucho más, directamente desde tu dispositivo móvil.



Data from Tiempo3.com
Data from Tiempo3.com
Data from Tiempo3.com