Laura Beytia/CAMBIO 22

CHETUMAL, 31 de enero.- El sector restaurantero enfrenta con mucha dificultad los constantes incrementos en los precios de varios productos de la canasta básica que utilizan para la elaboración de platillos y bebidas y esto, los ha orillado a tener que modificar el costo en sus menús hasta en un
8% este enero, aunque es parte del incremento que cada inicio de año realizan para poder adaptarse a la inflación.

Así lo dio a conocer Erick Pérez Contreras presidente de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados (CANIRAC) delegación Chetumal, quien afirmó que con este nuevo ajuste, posiblemente se estén arriesgando a una disminución en sus ventas.

“Los precios de la materia prima se han ido por las nubes y aunque no queramos subir los costos nos vemos obligados a hacerlo, hemos tratado de resistir lo más que podamos pero pues es muy complicado y pues sí hubo incremento de un 8% aproximadamente ahora en enero que es el aumento
anual que sucede cada inicio de año, solo que antes era del 4% y ahorita se fue al doble por la inflación y no sabemos la verdad si con esto disminuirán las ventas.”

Explicó que artículos como los huevos, la carne de pollo y de res, es lo que más ha tenido variaciones en sus precios, sin contar con que también el kilo de la carne de cerdo ha tenido aumento, las frutas, verduras, el gas Lp y la energía eléctrica, que solo complica la situación de los empresarios
gastronómicos.

Sin embargo, manifestó su confianza de que con el incremento al salario y la mejora en la economía que comienza a vislumbrarse en la capital del estado, la afectación sea mínima y puedan continuar solventando los gastos de operatividad de sus negocios, pago de personal, permisos e impuestos.

 

En referencia a la entrada en vigor del reglamento de la Ley Anti Tabaco, el dirigente de los restauranteros, señaló que a diferencia de los del norte, son muy pocos los que están considerando interponer amparos, ya que estos nuevos lineamientos perjudican más a negocios del centro y norte del
país, que han tenido que destinar una fuerte inversión para crear las zonas de tolerancia destinadas a los fumadores dentro de los establecimientos.

“Específicamente aquí en Chetumal, yo he preguntado a los afiliados y algunos, muy pocos para ser sincero están evaluando la posibilidad de hacer el amparo cuando yo pensé que se iban a amparar más, yo por lo que veo esto perjudica más a negocios de la Ciudad de México y del centro del país, que han adecuado sus terrazas para que los fumadores estén y aquí ese problema no sucede tanto; aun así, estamos en comunicación con Cofepris para que se pueda hacer esta implementación de una manera amable y no con multas y ese tipo de cosas porque la ley es muy controversial.”

Añadió que en Chetumal existen alrededor de 250 restaurantes donde no se ha detectado una gran cantidad de fumadores, por lo que no esperan afectaciones en este sentido.

 

[email protected]
GCH