Por Luis Tamayo Mendicuti

MÉRIDA, YUC, 20 de octubre.- Un conserje y una maestra del Centro Educativo Miguel Alemán (CEMA) resultaron intoxicados con el humo generado por el incendio causado por un corto circuito en una de las bodegas de la biblioteca, por lo que fueron atendidos por paramédicos de la SSP.

Mientras tanto bomberos lanzaban chorros de agua para sofocar las llamas del sitio que estaba siendo “devorado” por el fuego, ya luego de unos minutos lograron controlar las llamas.

El plantel escolar ubicado sobre la avenida Remigio Aguilar con calle 14 del fraccionamiento San Miguel, en la glorieta de “Cri-Cri”, se notificó a los padres de familia quienes fueron en busca de sus hijos ya que se desalojó la parte en dónde fue el incendio para poner en resguardo a personal educativo, administrativo y alumnos del CEMA.

La policía acordonó con conos el sitio e incluso cerró dos calles de acceso al recinto del saber para evitar que ocurra algún accidente. Una vez que los bomberos sofocaron las llamas recogieron sus mangueras y se retiraron.

[email protected]

 

JFCB