Olivia Vázquez/CAMBIO 22

CANCUN, Q. ROO, 16 de mayo.-Cada semana se suman tres a cinco negocios de la industria gastronómica y de comercio que se ven obligados a cerrar sus puertas por amenazas de extorsión que enfrentan los micro y pequeños negocios en el destino, cuyos dueños prefieren cerrar que arriesgarse a las represalias de la delincuencia.

Letreros y anuncios como el que se dio este día de cierre de negocios de parte del restaurante “Chef” que venía operando en una de las regiones de Cancún se están volviendo cotidianos y aunque muchos de estos negocios no están agremiados a la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) ni tampoco a la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera (Canirac), son negocios que se están cerrando por el repunte de la delincuencia que se ha desatado en Cancún y que genera miedo y temor por parte de los emprendedores, que anuncian a su clientela que dejarán de operar o simplemente cierran en el silencio del temor que prevalece en el destino.

Aunque el Gobierno del Estado anunció recién anoche acciones en materia de seguridad y procuración de justicia para evitar que se vulnere la integridad de los ciudadanos del estado, tras los hechos violentos reportados en la última semana al menos a cinco bares y restaurantes de Cancún, la dimensión del impacto económico que está dejando la libre operación de los grupos delictivos se ve de manera silenciosa en los locales cerrados y abandonados que aparecen de un día a otro en Cancún y que no se sabe por lo general que sucedió con ese negocio que prefirió bajar la cortina o no volverse a poner para evitar exponer la vida.

El líder de la Canirac en Cancún, Julio Villareal, consideró que la violencia está imparable y que si bien la implementación de los 10 puntos planteados por el Gobierno Estatal para mitigar de tajo la violencia que se ha venido dando en el estado, son puntos importantes “creo que hace falta la coordinación con la Fiscalía General del Estado toda vez que cuando los policías detienen a estas personas, se les pone a disposición de los Ministerios Públicos pero sino hay una denuncia y seguimiento cabal a esa denuncia salen libres”, dijo.

Así también señaló que adicional a estos diez puntos que son muy acertados, “también tendríamos que reforzar con la Fiscalía del Estado para que los procesos sean más expeditos y limpios, depurando a esa Fiscalía para detener a esos delincuentes tras las rejas”, dijo.

El líder empresarial refirió que la situación que se enfrenta es delicada y más aún cuando se mandan mensajes como el Ejecutivo Federal de que los delincuentes son seres humanos y que merecen que los protejamos, “manda un crudo mensaje hacía la delincuencia de que pueden hacer lo que se les de la gana, no podemos dejar de lado que son delincuentes y que cuando van a delinquir van con todo. esto se está convirtiendo en algo de a diario. tenemos que detenerlo y pararlo”, señaló

Y es que consideró finalmente que si bien las medidas que se van a tomar en el estado son positivas, llegan tarde, “debieron haberse implementado desde hace mucho tiempo, espero que no sea por época de elecciones, que sea un programa que llevemos al cabo los tres niveles de gobierno y la sociedad civil”, porque cada día se adueñan del estado.

 

[email protected]

GCH