Laura Beytia/CAMBIO 22

CHETUMAL, 28 de marzo.- El Instituto de Movilidad del Estado de Quintana Roo (IMOVEQROO) se dijo respetuoso de las manifestaciones que han estado llevando a cabo los transportistas en la zona norte que rechazan el llamado de la dependencia para renovar su parque vehicular, siendo un movimiento al que los sindicatos del sur podrían sumarse en los próximos días.

En relación a esto, el director de Supervisión, Inspección y Vigilancia de Movilidad, Juan Francisco Barrera Díaz, rechazó que exista una cacería tal y como aseguran los trabajadores de carga en la entidad y defendió la postura del Instituto, al asegurar que actúan apegados a derecho y a lo que establece el Reglamento de Movilidad.

“El instituto es respetuoso de todos los movimientos que lleven a cabo los trabajadores del transporte en el estado, pero es importante aclarar que se le debe dar prioridad al diálogo y establecer mesas de trabajo para llegar a acuerdos antes de decir que no se les quiere atender; no hay una cacería como tal, sino que los inspectores en los operativos o supervisiones que llevan a cabo detectan que hay unidades que no están cumpliendo ciertos requisitos como el de la antigüedad, pero es nuestra función y no es un abuso detenerlos y solicitarles que cumplan con lo que marca el Reglamento.”

Mencionó que el Reglamento establece que los vehículos de carga deben ser modelos del 2017 en adelante, que permitirían además, garantizar la seguridad de los operadores y de la misma ciudadanía, ya que se han suscitado algunos percances con este tipo de unidades precisamente por el mal estado en que algunos se encuentran.

“Esto no es una irregularidad como ellos señalan, es un requisito establecido en la Ley y en el Reglamento de Movilidad, en el estado hay aproximadamente mil 500 unidades que rebasan la antigüedad que marca dicha normatividad y que debe de ser de no más de 5 años, es decir, modelos del 2017 en adelante,  es  hasta por su propia seguridad, no olvidemos que ha habido accidentes ocasionados por el mal estado en que algunas unidades se encuentran, pero ojalá estén dispuestos a acercarse con nosotros para poder despejar dudas y si aún así quieren manifestarse, están en todo su derecho.”

Indicó que de las mil 500 unidades que se han detectado que rebasan la antigüedad que deben cumplir, 130 corresponden a la zona sur que representan cerca del 16.5% de las 800 concesiones autorizadas para transporte de carga y que son los que más renuencia han mostrado a acatar las nuevas disposiciones.

Y aunque confirmó que en julio próximo vencerá el plazo que el IMOVEQROO estableció para el cambio de los vehículos, no descartó que existe la posibilidad de que pudieran obtener una prórroga, sobre todo por los altos costos que implica el tener que adquirir unidades de medio uso o nuevos y que es por lo que no han podido hacer la renovación de las unidades de carga.

 

[email protected]

RHM