Laura Beytia/CAMBIO 22

CHETUMAL, 13 de octubre.- Indispensable que las empresas constructoras se acerquen al Instituto de Infraestructura Educativa del Estado de Quintana Roo (IFEQROO) para entablar diálogo en torno al adeudo que han manifestado que la pasada administración les quedó a deber y que oscila por alrededor de 100 millones de pesos que aparentemente fueron heredados al nuevo gobierno, aseveró el nuevo titular de la dependencia Rafael Lara Díaz, quien dijo, que tendrá que cerciorarse de que las obras que ejecutaron cumplieron con estándares de calidad para avalar dichos pendientes.

“Estamos checando todas las carpetas que nos dejaron y si hay algún pasivo en el Ifeqroo, yo invito a los constructores que se acerquen para ver si hay pendientes y también para que me lleven a las obras que ejecutaron y yo con la experiencia que tengo de 25 años en la construcción, revise si es cierto que ese pasivo se les adeuda y si lo hicieron con calidad; se está trabajando con las obras que quedaron pendientes y estamos revisando con lupa, llevo varios días en obra para verificar todo porque tenemos obras pendientes, que están en proceso y las que deben arrancar ya.”

Abundó que hay 47 obras que en este momento están en proceso de equipamiento y 50 que están en construcción, donde se invertirán 100 millones de pesos y son con las que pretenden cerrar el año.

El funcionario insistió en que también está enfocado en inspeccionar minuciosamente toda la documentación y el estado financiero que les fue entregado dentro de los 60 días que establece como plazo la ley y detectar si existe alguna observación o irregularidad, lo cual aseguró, de ninguna manera solaparán, ya que en caso de descubrir anomalías, procederá de manera inmediata a denunciarlo.

“Ya recibimos como marca la ley y tengo 60 días hábiles para revisar y estamos en ese proceso de revisión muy profesional y muy minuciosa, porque la gobernadora nos pidió checar con lupa cada una de las carpetas entonces en eso nos enfocamos, hasta ahorita no hemos detectado anomalías pero en caso de que hayan no encubriremos a nadie, ni solaparemos absolutamente nada y seguiremos la línea que nos marca la gobernadora que es la honestidad y transparencia y procederemos como lo marca la ley.”

Resaltó que una de sus prioridades será atender la demanda en infraestructura educativa que se tiene en el estado, ya que la educación será la base fundamental de este nuevo gobierno.

Finalmente enfatizó que no habrá constructoras consentidas y que a partir de ahora, los procesos de licitación se llevarán a cabo de una manera distinta y con oportunidades para nuevas empresas.

 

[email protected]

RHM