• Continúan los estragos de la guerra delictiva desatada desde que inicio el mes, en Bacalar.

 

 Redacción / CAMBIO 22

CHETUMAL, 19 de noviembre.- Continúa la intensa y violenta jornada en la Zona Rural de Bacalar; la “Pelea por la Plaza”, ha dejado estragos completamente preocupantes para la población a nivel de seguridad. Y esto ha afectado enormemente en la calidad de vida de los habitantes de estas zonas; tras la reciente localización de dos cuerpos, se ha informado sobre su identidad.

El pasado 17 de noviembre, dos cuartos fueron hallados entre las localidades de Cedralito y Sinaí; las víctimas presentaban varios signos de violencia y tortura, además de impactos de bala y tiro de gracia. A consecuencia, se ha dado a conocer que los cuerpos corresponden a Audomaro “L”, privado de su libertad el pasado 8 de noviembre en Nuevo Caanán y Eduardo “C”, quien de igual forma fue privado de su libertad el día 8 de noviembre, en la localidad de Otilio Montaño.

Hasta el momento, han sido localizadas 5 personas, involucradas en esta pelea, 4 de ellas fueron localizadas sin vida, en Caan Luumil, Miguel Alemán y entre los poblados ya mencionados, mientras que Nemias “H” fue liberado con vida. La Fiscalía General del Estado de Quintana Roo ha sido la encargada de ir desactivando las fichas de búsqueda de las personas reportadas como no localizadas y que están envueltos en estos hechos violentos.

Audomaro y Eduardo, fueron localizados semidesnudos, con signos de violencia, impactos de bala y tiro de gracia; las autoridades no han podido contrarrestar la situación desde hace poco más de 15 días que inicio la “Pelea por la Plaza”. La implacable situación ha dejado que los grupos delictivos que están en conflicto recobren fuerzas y aterroricen a la población. Aunado a todo lo anterior, se debe destacar las acciones realizadas por valientes ciudadanos dispuestos a defender sus hogares, ya que en poblados como Zamora, Miguel Alemán y Nuevo Canaán, se han registrado toques de queda, retenes y operativos para disminuir la presencia delictiva.

 

[email protected]

HBS