• El Galaxy Leader es un buque de armador japonés y bandera de las Bahamas, pero es propiedad de una empresa británica propiedad del empresario británico-israelí Rami Ungar.

 

Redacción/CAMBIO 22    

Los hutíes, grupo insurgente que opera en Yemen, aseguró que no mantendrán conversaciones para liberar el buque secuestrado el domingo en aguas del Mar Rojo hasta que Israel y Estados Unidos “dejen de matar palestinos en Gaza” y permitan la entrega de ayuda humanitaria a la población del enclave.

Mohamed Alí al Huthi, alto cargo del Consejo Político Supremo instaurado por el grupo en Yemen, declaró lo siguiente al respecto: “Si Estados Unidos e Israel dejan de matar palestinos en Gaza y entregan agua, medicina y comida, pueden hablar sobre el buque israelí”.

Asimismo, recalcó en un mensaje publicado en su cuenta de la red social X (antes Twitter), que el abordaje y secuestro del buque es una acción “consistente con el principio de reciprocidad” ante la ofensiva israelí a la Franja de Gaza, desatada tras los ataques perpetrados por la milicia gazatí Hamás, el pasado 7 de octubre.

Los hutíes publicaron el lunes un video con imágenes de la captura del buque mercante Galaxy Leader, después de que los rebeldes amenazaron con atacar todos los barcos que pasen por la zona y sean propiedad o estén gestionados por Israel, en respuesta. a la ofensiva contra el enclave palestino.

Por su parte, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) de México indicó que dos de los 25 tripulantes del buque son mexicanos, al tiempo que recalcó que las autoridades se “mantienen atentas a la evolución” del incidente.

En este sentido, destacó que su Embajada en Arabia Saudí trabaja “desde que se tuvo conocimiento de este lamentable hecho” para obtener información y “realizar gestiones que conduzcan a la liberación de los tripulantes que se encuentran en la embarcación“, para lo que trabaja a través de canales diplomáticos.

El Galaxy Leader es un buque de armador japonés y bandera de las Bahamas, pero es propiedad de una empresa británica propiedad del empresario británico-israelí Rami Ungar.

Israel recalcó que no es un buque israelí y responsabilizó de lo ocurrido al “terrorismo iraní”, declaraciones ante las cuales Teherán se ha distanciado del suceso.

 

 

 

Fuente: (Con información de Europa Press)

[email protected]

MRM

WhatsApp Telegram
Telegram
Diario Cambio 22 - Península Libre