Laura Beytia/CAMBIO 22

CHETUMAL, 21 de octubre.- El sector hotelero en Majahual sigue atravesando un panorama complicado, debido a que ha sido durante este mes de octubre que se ha registrado una caída en las reservaciones, que a duras penas les permite mantener la operatividad de sus negocios.

Por ello ansían que ya llegue noviembre, dado que diariamente hay cruceros programados y una mayor afluencia de visitantes que arriban al puerto vía terrestre, lo que sin duda significará que haya una demanda en la ocupación de cuartos en los centros de hospedaje, que es lo que permitirá que se recuperen de la mala racha que está generando la temporada baja, declaró el empresario y presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (COPARMEX) en dicha localidad Gerardo Pérez Zafra.

“Tenemos muchas esperanzas de que sea una muy buena temporada invernal después de las dificultades que tenemos ahora en octubre, aunque estuvo un poco mejor que septiembre que fue un mes que nos pegó duro, la temporada empieza a componerse más o menos en el mes de noviembre con la llegada de más cruceros después del día de acción de gracias en estados unidos; esto es algo cíclico que sabemos que la temporada baja nos impacta pero ya estamos preparados para la disminución en la demanda de los servicios turísticos.”

Agregó que si bien han tenido una baja en la ocupación hotelera que no sobre pasa los 25 puntos porcentuales, durante los fines de semana es cuando reciben turismo local y beliceño, que llegan atraídos por las playas limpias y que son los que contribuyen a que los negocios, comercios, restaurantes, tiendas y actividades acuáticas tengan ingresos.

En razón a que la presencia de la macro alga ha sido escasa, indicó que esto puede ser un factor vital para que puedan superar los números que se registraron el año pasado y que es lo que buscan aprovechar para mejorar la economía de quienes dependen del turismo en esa localidad de la costa maya y cerrar bien el 2023.

“La verdad es que nos está yendo muy bien en ese sentido, el sargazo ya es mínimo en las playas y por supuesto que con las brigadas de limpieza que mantenemos, podemos presumir de que ofrecemos una muy buena imagen a todo aquel que nos visite, el turismo llega buscando sol, playa y arena y ahorita brindamos la oportunidad de que tengan una bonita experiencia, a diferencia de años pasados, cuando el arribo de la macro alga fue grave y eso nos afectó mucho, pero así con la temporada invernal podremos cerrar muy bien el año.”

De acuerdo a las estadísticas que reporta la Secretaría de Marina, de enero a la fecha se han recolectado 375 toneladas de sargazo, que es una cantidad mínima a la que se tuvo en años anteriores y es lo que les ha ayudado a no tener pérdidas y operar en números rojos.

 

[email protected]

JFCB