Laura Beytia/CAMBIO 22

CHETUMAL, 15 de febrero.- El número de viviendas en Bacalar que se publicitan en las plataformas digitales que ofrecen oferta de alojamiento a particulares y turísticos a través de un alquiler, ha crecido de manera desmedida y sin que las autoridades intervengan para poder crear un marco regulatorio.

Esta situación, sigue ocasionando una seria afectación a los hoteles formalmente establecidos y que sí pagan sus impuestos y permisos de manera puntual para poder operar, acusó el presidente del Comité de Pueblos Mágicos Nicanor Piña Ugalde.

“En los últimos años se ha incrementado de manera desproporcionada el número de viviendas que se rentan por medio de plataformas y esto por supuesto que nos afecta a los empresarios turísticos y particularmente a los hoteleros, porque las plataformas de viaje no tributan y eso les permite ofrecer estancias mucho más baratas que los hoteles, que si somos fiscalizados para el pago de impuestos y para cumplir con medidas de seguridad, entonces por eso insistimos en que también deben estar en un
esquema de servicio legal y contribuir al desarrollo del municipio.”

Detalló que en Bacalar, existen actualmente 170 centros de hospedaje, de los cuales al menos un 30% se alquilan mediante las plataformas y que en ocasiones, no cumplen con los requisitos para trabajar como sitios de alojamiento, especialmente en el manejo de sus aguas residuales, pago de basura, de saneamiento ambiental y otros servicios que brinda el municipio, pero que están operando precisamente por la falta de un marco regulatorio.

Esto propicia que durante los periodos vacacionales los hoteles, posadas y mesones no logren alcanzar una ocupación de un 100% por la competencia desleal de las plataformas de hospedaje.

Actualmente, indicó que la ocupación hotelera en ese destino turístico se encuentra entre un 30 a un 35%, logrando repuntar hasta en un 70% durante el primer puente vacacional que se dio iniciando el mes de febrero y ahora con el receso escolar que se avecina por las fiestas carnestolendas, donde de igual manera confían en que aumentará la afluencia de visitantes al Pueblo Mágico.

“Estos meses son considerados como temporada baja y después de la cuesta de enero, el puente que hubo en los primeros días de febrero nos ayudó un poco, porque si no tenemos ganancias pues no podemos salir con los gastos de operación de los establecimientos, así que ahora pues también
esperamos que en el puente del carnaval nos vaya bien y los siguientes fines de semana, hasta que llegue la semana santa que si se da como el año pasado, podremos tener lleno total y obtener algo de utilidades” finalizó.

 

[email protected]
GCH