Redacción/CAMBIO22

Las cosas no van bien. No es solo Netflix. Ni Prime Video. Ni HBO o Disney+. Todas las grandes empresas del mundo del streaming están en horas bajas, en lo que es una caída de los beneficios histórica que está poniendo en duda incluso el propio modelo de negocio.

“Es como si todo el sistema se hubiera roto”. Es la conclusión a la que llegan desde Hollywood. Según describe Vulture, el sector del streaming está pasando por su peor momento histórico y de paso está condicionando a la propia industria audiovisual.

Según apuntan desde Bloomberg, los beneficios de las grandes compañías de streaming han caído un 90% desde la última década. Si en 2013 las grandes tenían beneficios de unos 23.400 millones de dólares, ahora mismo el beneficio combinado es de únicamente 2.600 millones de dólares.

Hay que contar que Warner Bros Discovery tiene pérdidas multimillonarias, pero aun dejándola fuera, entre Netflix, Disney y Paramount no alcanzan los 10.000 millones de dólares de beneficios. Siguen siendo negocios rentables, pero muy lejos del impacto que llegaron a tener hace una década.

Series multimillonarias que fracasan. El caso más representativo lo tiene Amazon con ‘Citadel’. La segunda serie más cara de la historia (por detrás de los ‘Anillos de Poder’) fue un fracaso. Una serie para la que se gastaron más de 250 millones de dólares y no llegó ni siquiera al top 10.

Esto ha dejado a Prime Video en una situación complicada, pues otras series como ‘Todos quieren a Daisy Jones’, ‘Inseparables’ o ‘The Peripheral’, con presupuestos de más de 100 millones de dólares, tampoco han logrado audiencias suficientes.

Netflix, Amazon o HBO ya están haciendo cambios.La guerra del streaming vive tiempos convulsos y los primeros conscientes son ellos mismos. En este 2023 hemos visto que ya se están haciendo cambios de gran calado para intentar cambiar la dinámica.

HBO cambió de nombre para pasar a denominarse Max. El CEO de Amazon ha solicitado un informe sobre por qué sus 7.000 millones de inversión en series originales no está teniendo resultados, en Disney también hay recortes radicales y en Netflix se optó en Canadá por eliminar su plan más barato, el básico con anuncios.

Subida de tarifas para compensar. El de Canadá es un movimiento que sirve como aviso, pues pronto podría extenderse a más países. La idea de Netflix es quedarse únicamente con los planes más rentables. Por un lado el de anuncios de 5,49€ al mes y luego ya dando el salto al de 12,99€ al mes.

Comparan el negocio del streaming con la burbuja de las cripto. El director Steven Soderbergh, ganador del Óscar por ‘Traffic’, ha llegado a comparar el negocio del streaming con las criptomonedas: “es absolutamente concebible que el modelo de suscripción del streaming sean las cripto del negocio del entretenimiento”. 

El director critica que Hollywood ha tenido que reinventarse para adaptarse al modelo digital para luego no recibir ni una ínfima parte de los beneficios. Unos beneficios que ahora caen para todos y nadie tiene claro cuál puede ser la solución para el futuro.

Fuente: Xataka

[email protected]
MER