• Desconocen fecha de inauguración y temen quede en el olvido

 

Laura Beytia/CAMBIO 22

CHETUMAL, 17 de septiembre.- El Hospital Comunitario de Nicolás Bravo, que ha sido un reclamo muy sentido de los habitantes de esta localidad en los últimos años, continúa sin una fecha concreta para comenzar a brindar sus servicios, lo que comienza a generar inquietud entre los pobladores y más por los escasos 7 días que le restan a la actual administración estatal.

La alcaldesa de dicha comunidad Cristina Amayrani Gómez, confirmó que las instalaciones están listas desde hace algunos meses, por lo que solo esperan la visita de las autoridades para inaugurarlo y ponerlo en funcionamiento, ya que dijo, es prioritario para quienes viven en esta parte del municipio poder tener acceso a servicios médicos de calidad y recibir una atención inmediata en caso de una emergencia.

“Este hospital comenzó a construirse en el 2011 por lo que tiene ya casi 11 años y todavía no brinda la atención médica que la población requiere; lo que queremos es que las autoridades pongan seriedad,  porque ya son varias veces que el gobernador dice que sí se abrirá y solo vemos que el tiempo pasa y que el edificio ahí está prácticamente abandonado, no queremos que nos dejen un elefante blanco, queremos una fecha y que lo abran y más porque este gobierno ya se va, solo le queda una semana y no vemos intención de entregarlo, a la comunidad le urge tener servicio médico.”

Indicó que el edificio que tuvo un costo de 42 millones de pesos, permanece en el abandono y sin recibir el mantenimiento que requiere por parte de la SESA, para evitar su deterioro, por lo que temen que la obra comience a presentar desperfectos más adelante.

Comentó que a pesar de que cuentan con un centro de salud, éste no tiene personal médico fijo, ni tampoco medicamentos e insumos para atender a quien acude por alguna dolencia, por lo que los habitantes de esta población están abandonados a su suerte y en riesgo de perder la vida en caso de un padecimiento o accidente grave.

“El centro de salud solo tiene un médico que labora a veces por las mañanas unas horas nada más, por las tardes no hay quien se haga cargo si surge una emergencia y los fines de semana está peor, no hay nadie y por eso no nos podemos enfermar y si nos enfermamos, pues tenemos que salir del pueblo hacia otro que sí tenga servicio médico o ya de plano trasladarnos hasta la capital con todo el gasto que esto genera; se supone que para eso construyeron el hospital, pero seguimos en las mismas y olvidados por las autoridades.”

El gobierno del estado se comprometió a abrirlo en septiembre del año pasado, pero en octubre de 2021 puso en marcha una ampliación de las instalaciones, con la promesa de que concluirían en marzo de 2022 para inaugurarlo, pero hasta el momento no ha cumplido, por lo que siguen exponiendo a todos los que viven en la zona y en las comunidades aledañas, al permanecer sin servicios médicos y a no recibir una atención oportuna en caso de una emergencia.

 

[email protected] 

GCH