Redacción/Cambio 22

Un ciudadano guatemalteco se encontraría entre las víctimas de la masacre registrada en un palenque clandestino en Zinapécuaro, Michoacán.

La Fiscalía General del Estado (FGE) ya identificó a 19 de las 20 víctimas, de las que ya entregó a familiares los cuerpos de tres mujeres.

De acuerdo con testigos de la masacre la última víctima por identificar sería un guatemalteco al que apodaban ‘El Chapo‘.

Ante tal información autoridades de México establecieron contacto con la Embajada de Guatemala en el país para obtener mayor información que permita el reconocimiento de la víctima.

La FGE también se comunicó con la Embajada de Estados Unidos dado que el dueño del palenque en el que ocurrió el ataque, José Abiel A., es ciudadano de tal país.

Los hijos del hombre, Salvador A. y Melissa S., también tienen ciudadanía norteamericana.

Las víctimas de la masacre en Zinapécuaro fueron identificadas como José Abiel A., Salvador A., José Andrés M., José H., Erik Salvador M., Daniel E., Damián M., Federico L., Juan Pablo L. Jesús Horacio L., Miguel Ángel M., Alejandro Michel G., Carlos Alberto M., José Martín A., Juan Ignacio G., Juan Jesús M., Melissa S., Jennifer Karina T. y Martha Elba P.

El presiente Andrés Manuel López Obrador confirmó que el ataque fue producto del enfrentamiento entre grupos criminales.

Son las bandas que están ahí operado”, dijo en una conferencia matutina.

La Fiscalía de Michoacán sostiene que al palenque organizado en el rancho ‘El Paraíso’ de la colonia Emiliano Zapata de Zinapécuaro llegó una camioneta de una empresa de frituras, de la que descendieron varias personas armadas y que vestían camuflaje.

En ese momento, un camión de pasajeros realizó un bloqueo afuera del inmueble.

Tras ingresar al recinto, los agresores accionaron sus armas de fuego contra los presentes, entre ellos el propietario del recinto, José Abiel A., de 59 años, y el hijo de este, Salvador A., quienes murieron en el lugar, al igual que otras 17 personas.

En esa agresión resultaron lesionadas cinco personas, una de las cuales murió en el trayecto a un hospital.

Tras la agresión, los responsables se retiraron en vehículos diferentes y dejaron abandonado el camión de la empresa de frituras, que fue robado el 24 de marzo a la altura de la comunidad El Salitre Labrador, en el Estado de México.

 

Con información de López-Dóriga Digital

JFCB




Diario Cambio 22 - Península Libre