• Ambas naciones trabajan de manera coordinada para fortalecer las medidas sanitarias en el comercio de productos cárnicos seguros.

 

  • Las autoridades sanitarias de México y Guatemala cooperan desde hace más de 40 años en el combate a la mosca del Mediterráneo.

 

Redacción/CAMBIO22

Ciudad de México, a 25 de julio de 2023.

México y Guatemala son países que han forjado una hermandad histórica, ya que están ligados por similitudes, vecindad, clima y biodiversidad, por lo que es imprescindible mantener acciones coordinadas tendientes a fortalecer el abasto de alimentos sanos de ambos lados de la frontera.

En reunión de trabajo, el director en jefe del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica), Javier Calderón Elizalde, y el embajador de Guatemala en México, Marco Tulio Chicas Sosa, destacaron que las autoridades sanitarias de ambos países deben establecer medidas conjuntas orientadas a facilitar el intercambio de mercancías agroalimentarias seguras.

Calderón Elizalde destacó que los ganaderos guatemaltecos son pieza clave para la disponibilidad de carne de bovino en el territorio nacional, porque coadyuvan a abastecer a la industria cárnica nacional de la materia prima que requiere.

Explicó que desde hace tres años, con la firma del memorándum de entendimiento para la importación a México de ganado bovino para sacrificio inmediato y engorda terminal, originario y procedente de Centroamérica, ambos gobiernos han avanzado en el cumplimiento de los procedimientos sanitarios y cada vez participan más productores del vecino país.

Expresó que el Senasica es recíproco con el esfuerzo que realizan los ganaderos centroamericanos para cumplir con los requisitos de exportación, entre ellos el establecimiento de corrales avalados por el Organismo Internacional Regional de Sanidad Agropecuaria (OIRSA), por lo que está atento a las solicitudes del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación (MAGA) de la República de Guatemala a fin de coadyuvar con las autoridades mexicanas para facilitar el cruce de animales certificados.

Recordó que las dos naciones trabajan desde hace más de 40 años de manera conjunta para enfrentar retos sanitarios comunes, como el combate a la mosca del Mediterráneo en los límites fronterizos.

El embajador Marco Tulio Chicas Sosa resaltó que su país es un importante importador de productos mexicanos, y son estratégicos para garantizar el abasto de alimentos.

Apuntó que el sector ganadero guatemalteco ha expresado su interés por establecer corrales en la franja fronteriza, en donde los oficiales mexicanos podrían llevar a cabo la inspección zoosanitaria de los becerros para simplificar y agilizar las exportaciones.

Indicó que el MAGA opera una campaña de promoción de los mecanismos que dan formalidad al comercio de ganado en pie, por lo que se augura un mayor intercambio comercial a mediano y largo plazo.

El director general de Salud Animal del Senasica, Juan Gay Gutiérrez, adelantó que durante las próximas semanas técnicos mexicanos visitarán los corrales que ya cuenten con las condiciones de seguridad para garantizar la sanidad y descanso de los animales.

En la reunión, los funcionarios también conversaron sobre el intercambio comercial de productos acuícolas, como el camarón, y de frutos frescos, como el melocotón.

Sobre esto último, el director general de Sanidad Vegetal, Francisco Ramírez y Ramírez, expuso el proyecto para convertir la antigua Planta Moscamed, ubicada en Metapa de Domínguez, Chiapas, en un centro de irradiación de frutos para exportación, que beneficiará a los productores del sur sureste de México y también podría impactar en los agricultores de Guatemala.

En el encuentro también participaron los directores generales de Inspección Fitozoosanitaria, Jorge Luis Leyva Vázquez, y de Inocuidad Agroalimentaria, Acuícola y Pesquera, David Soriano García, y la consejera Comercial de la Embajada de Guatemala en México, Kimberly Hernández.

 

[email protected]
MER