Laura Beytia/CAMBIO 22

CHETUMAL, 4 de agosto.- El hecho de que la inseguridad continúe en la capital del estado y que los delitos de alto impacto se estén cometiendo a plena luz del día y estén en aumento es grave, pero es mucho más grave la pasividad de las autoridades, aseveró el presidente de la Unión de Propietarios de Bares, Restaurantes y Similares (UPROBARS) Joaquín Noh Mayo.

El representante de este sector afirmó que se deben tomar cartas en el asunto de manera inmediata para evitar que la incidencia se siga propagando y que el filtro de seguridad que se encuentra sobre la carretera federal Chetumal-Cancún debe operar para lo que fue creado, ya que esto permitiría ejercer un mayor control sobre quién entra y quien sale y más, que es la única vía de acceso a la ciudad.

“Nos damos cuenta de que poco a poco la inseguridad va en aumento y es grave, pero es mucho más grave que ya a plena luz del día y en horas hábiles de circulación de todo tipo de personas ocurran este tipo de eventos y el daño colateral que pudiera haber, yo creo que solo hay una entrada en la ciudad de Chetumal y si se aplica la vigilancia como se debe hacer y ese cerco funcionará como tal, la gente por lo menos podría decir que la capital es segura pero sin embargo no lo vemos así y que ni la entrada o salida de las personas se pueda controlar está difícil.”

Resaltó que ante la situación que está prevaleciendo en la zona sur, sería factible que entrará en funciones la Policía de Investigación propuesta en la nueva Ley de Seguridad Ciudadana, ya que ayudaría a las indagaciones de los delitos y contribuiría a que el Ministerio Público inicie las carpetas de investigación, se resuelvan másrápido y haya una mayor eficacia en las investigaciones.

Externó que existe mucha preocupación entre los propietarios de los bares, restaurantes y centros nocturnos, debido a que la ola de violencia pudiera derivar en que dejen de recibir clientes y esto impacte en la recuperación económica de la ciudad que está avanzando a paso lento.

“Definitivamente lo que está pasando en el estado perjudica la imagen de cada uno de los lugares de la entidad, perjudica a lo poco que en su momento tenemos aquí en Chetumal la capital, que si bien es cierto que después de la pandemia estamos avanzando de manera positiva en la economía, no como estábamos antes pero vamos avanzando, este tipo de situaciones pudiera hacer que ya no nos vean como un municipio seguro, porque antes se podía decir de la tranquilidad que había en Chetumal y que estamos perdiendo poco a poco.”

Agregó que intentarán buscar un acercamiento tanto con el nuevo Fiscal como con el Secretario de Seguridad Pública, a fin de que no se pierda el contacto directo y la comunicación constante que mantenía con los anteriores titulares y así conocer de primera mano, sus planes de trabajo.

 

[email protected]

RHM