Redacción/CAMBIO 22

Una donación de 100.000 libras esterlinas (unos 128.000 dólares) realizada por un granjero británico permitió que cientos de indígenas de Brasil se reunieran la semana pasada en una asamblea convocada por el jefe del pueblo Kayapó, Raoni Metuktire, informa The Guardian.

Hylton Murray-Philipson indicó que se trata de la mayor donación benéfica que ha hecho y que decidió hacerla debido al inminente colapso climático.

“Estamos en una situación de emergencia y tenemos que actuar adecuadamente”, dijo Murray-Philipson durante la reunión, celebrada en la aldea de Piaraçu, en el estado amazónico de Mato Grosso. “La gente con dinero tiene que reaccionar ante el nivel de preocupación que tenemos ahora en todo el mundo”, agregó.

Su donación estuvo influenciada por el inminente empeoramiento de la crisis climática, que se ha reflejado en el mes más caluroso registrado de la historia, con una ola de incendios forestales en el sur de Europa, sequías en Uruguay y riesgo de hambruna en varios países, entre otras problemas.

“El mundo necesita a los indígenas como nunca antes”, afirmó el granjero británico. “Debemos estarles agradecidos, nos enseñan que la Amazonia no es solo un almacén de carbono: es una de las grandes máquinas productoras de lluvia del mundo. Sin eso, habrá más sequía y degradación del suelo. Soy agricultor. Sé lo que eso significa”, explicó.

La donación de Murray-Philipson, que también fue banquero e inversor del banco Morgan Grenfell en Brasil, ayudó a organizar el apoyo logístico para cientos de los indígenas, que se caracterizan por la conservación de los bosques y protección de la biodiversidad.

 

 

 

 

Fuente: RT

[email protected]

MRM