• Las mujeres y el menor estaban en el lugar amenazados y en contra de su voluntad para prestar servicios de carácter sexual

 

Redacción/CAMBIO 22

CANCÚN, Q. Roo, 16 de noviembre.- Autoridad Federales y del Estado en Cancún, dieron un golpe a la delincuencia organizada en delitos de trata de personas en delitos sexuales, cinco mujeres y un hombre menor de edad, fueron rescatados de una casa de seguridad que se encontraba en las inmediaciones del centro de la ciudad, a la altura de la supermanzana 25.

Por fuentes cercanas a los hechos se informó que el operativo estuvo compuesto por agentes de la Fiscalía General de Quintana (FGE) y Guardia Nacional, GN, que lograron liberar a cinco mujeres y un menor durante cateo en un inmueble donde ellas ejercían la prostitución.

La diligencia se deriva de una carpeta de investigación abierta por la Fiscalía Especializada en el Delito de Trata de Personas.

Las cinco mujeres rescatadas estaban en el lugar amenazadas y en contra de su voluntad para prestar servicios de carácter sexual.

Una sexta víctima, un hombre menor de edad, también fue rescatado del lugar; este se encargaba de apoyar a las mujeres, así lo dieron a conocer las autoridades policíacas.

Los uniformados cumplimentaban una orden de cateo girada por un Juez de Control en un inmueble, en el que prestaban servicios sexuales.

Dicha diligencia se deriva de una carpeta de investigación abierta por la Fiscalía Especializada en el Delito de Trata de Personas, por lo que elementos de la Policía de Investigación se presentaron en el domicilio localizado en la calle Marañón de la Supermanzana 25, de este municipio, donde, según las primeras investigaciones, se cometía el delito de trata de personas en su modalidad de prostitución ajena.

Las cinco mujeres rescatadas se encontraban en el lugar amenazadas y en contra de su voluntad, para prestar servicios de carácter sexual, además de que estaban obligadas a cumplir con cierta cantidad semanal y otra quincenal, en caso de no cubrirlas, eran multadas con montos muy difíciles de pagar.

Las primeras indagatorias señalan que constantemente eran multadas por los administradores de lugar, cuando los clientes tenían quejas contra ellas por ir mal vestidas o mal maquilladas.

Una sexta víctima, un hombre menor de edad, también fue rescatado del lugar; este se encargaba de apoyar a las mujeres.

Tras cumplimentarse la orden de cateo, los agentes participantes resguardaron a las mujeres y al menor. Asimismo, los policías impusieron los sellos correspondientes para indicar que el inmueble, el cual cuenta con cámaras de seguridad y puertas reforzadas, quedó asegurado.

 

[email protected]

RHM