Redacción/CAMBIO 22 

Miami .– Con una dramática canasta de Derrick White en el último segundo, los Boston Celtics vencieron este sábado 104-103 a los Miami Heat y empataron 3-3 la final de la Conferencia Este de la NBA, colocándose a solo un paso de una remontada histórica.

En caso de vencer en el séptimo partido del lunes en su cancha, los Celtics se convertirán en el primer equipo en la historia que remonta una desventaja de 3-0 en una serie de playoffs.

Los Heat tuvieron la victoria en su mano al auparse un punto arriba (102-103) a tres segundos del final gracias a tres tiros libres de Jimmy Butler (24 puntos y 11 rebotes).

Hasta entonces Miami había ido prácticamente a remolque en el marcador de unos Celtics liderados en la ofensiva por Jayson Tatum, quien logró 25 de sus 31 puntos en la primera mitad.

En la última posesión, Marcus Smart falló un triple desesperado pero Derrick White capturó el rebote y anotó en el aire sobre la bocina ante la estupefacción de los 20.000 aficionados del Kaseya Center de Miami.

“Estábamos entre la espada y la pared. Me alegro mucho de haber ganado”, declaró emocionado White (11 puntos). “Somos un grupo resiliente, luchamos los unos por los otros. Pero el trabajo no está terminado, tenemos un séptimo partido duro y tenemos que encontrar la forma de ganar otro”.

El rival de los Denver Nuggets de Nikola Jokic en las Finales de la NBA se decidirá en un último duelo a todo o nada el lunes en el TD Garden de Boston.

Los Celtics, que ya ganaron el séptimo partido de la pasada ronda ante los Sixers, tienen a su mano culminar la primera remontada en 150 eliminatorias de playoffs en las que un equipo se vio 3-0 en contra.

Hasta ahora, solo tres de esas franquicias habían llegado a colocar el empate 3-3 en la serie pero todas ellas sucumbieron en el séptimo y definitivo partido.

Para Miami, el golpe es todavía más doloroso por la forma en la que se les escapó el triunfo y la clasificación ante su público.

A pesar de la falta de eficacia de Butler (5/21 en tiros de campo) y la otra figura, Bam Adebayo (11 puntos con 4/16), el equipo de Erik Spoelstra llegó a tener un pie en sus segundas Finales de la NBA en los últimos cuatro años, tras su derrota de 2020 ante los Lakers.

Final de infarto

El choque arrancó con toda la intensidad de un séptimo partido de playoffs. Ambos equipos desplegaban agresivas defensas que lograban contener a las máximas figuras por bando.

Butler se vio maniatado en los primeros compases por el feroz marcaje de Marcus Smart, que también tuvo una noche inspirada en ataque con 21 puntos.

Para compensar la falta de efectividad de Butler, Miami volvió a contar con las punzantes apariciones del escolta Caleb Martin, para las que Boston no ha encontrado antídoto.

Martin arrancó en el quinteto titular y sumaba 14 puntos y 9 rebotes al descanso, al que los Heat se fueron solo cuatro puntos abajo (57-53) gracias a un arreón final.

Los Heat resistían gracias a su acierto en el tiro exterior, con un 46% de acierto en triples por 20% de su rival, pero Boston era dueño de la pintura lo que le permitía acudir mucho más a menudo a la línea de tiros libres.

Tatum firmó un fabuloso segundo cuarto de 16 puntos, con varias canastas de museo y un espectacular ‘alley oop’ a Rob Williams, y se fue al descanso con 25 tantos y un inmaculado 11/11 en tiros libres.

Sin embargo, la estrella de los Celtics desapareció en un tercer cuarto en el que no anotó un solo punto.

Con ocho minutos por jugar, Duncan Robinson clavó un triple y Butler ganó una pelea bajo el aro para poner por delante a Miami por primera vez desde el primer cuarto.

En el momento decisivo, Boston apretó los dientes y, comenzando por un monumental tapón de Al Horford a Adebayo, puso un muro en su defensa hasta tomar una ventaja de 10 puntos (98-88) a cinco minutos del final.

Los Heat lanzaron un último intento para finiquitar la serie de la mano de Butler, que anotó 7 puntos en los dos últimos minutos para estrechar el marcador y, en la jugada que parecía decisiva, recibió una falta de Horford cuando lanzaba un triple en la esquina a tres segundos del final.

El escolta anotó sus tres tiros libres pero, cuando las gradas ya celebraban la clasificación, Derrick White metió la canasta fatídica para Miami que alarga esta espectacular eliminatoria.

Con una dramática canasta de Derrick White sobre la bocina, los Boston Celtics vencieron este sábado 104-103 a los Miami Heat y empataron 3-3 la Final de la Conferencia Este de la NBA, colocándose a solo un paso de una remontada histórica.

En caso de vencer en el séptimo juego del lunes en su cancha, los Celtics se convertirán en el primer equipo en la historia que remonta una desventaja de 3-0 en una serie de Playoffs.

Los Heat, que habían ido casi todo el partido a remolque, se colocaron un punto arriba a tres segundos del final gracias a tres tiros libres del estelar Jimmy Butler (24 puntos y 11 rebotes).

En la última posesión, Marcus Smart falló un triple desesperado pero Derrick White capturó el rebote y anotó en el aire sobre la bocina ante la estupefacción de los 20,000 aficionados del Kaseya Center de Miami.

Los Nuggets esperan a su rival

El ganador del duelo del lunes en el TD Garden de Boston enfrentará a los Denver Nuggets de Nikola Jokic en las Finales de la NBA.

 

 

Fuente AFP

[email protected]

MRM