• Durante la semana del 5 al 8 de diciembre, las condiciones climatológicas son idóneas para ver la Galaxia Andrómeda, que parece una nube alargada y extraña, pero es el conjunto de 1 billón de estrellas extendidas en un diámetro de casi 200 mil años luz, más grande que la Vía Láctea.

 

Redacción/CAMBIO 22

CIUDAD DE MÉXICO.– Durante la semana del 5 al 8 de diciembre, las condiciones climatológicas son idóneas para ver la Galaxia Andrómeda, que está a 2.4 millones de años luz de la Tierra, la cual se puede ver a simple vista.

Para poder verla, se debe localizar el Gran Cuadrado de Pegaso en el cielo, dirigiendo los binoculares hacia la estrella Alpheratz, después ubicar la mirada en línea recta al este para ubicar la estrella Mirach en la constelación Andrómeda y seguir en esa dirección hasta encontrar una nube difusa, esa es la Galaxia Andrómeda.

Si no se está familiarizado con la astrología, se pueden usar aplicaciones de observación de estrellas.

Se recomienda apagar el teléfono al encontrar la galaxia para que los ojos se adapten completamente a la oscuridad y poder disfrutar el fenómeno.

La Galaxia Andrómeda es conocida como M31 en el catálogo Charles Messier. Y fue vista por primera vez en 964 d.C por el astrónomo persa Abd-al-Rahman Al-Sufi, quien la describió como una pequeña nube.

En 1962, Simon Marius hizo su primera observación telescópica de la galaxia describiéndola como un indefinible resplandor.

A simple vista, la Galaxia Andrómeda parece una nube alargada y extraña, pero es, en realidad, el conjunto de 1 billón de estrellas extendidas en un diámetro de casi 200 mil años luz, más grande que la Vía Láctea. Tiene las galaxias satélites conocidas como M32 y M110, que pueden ser observadas con pequeños telescopios, señaló National Geographic.


 

 

Fuente: Proceso

[email protected]

HBS