Redacción/CAMBIO 22

CHETUMAL, 10 de julio.- El gobierno de México formalizó la expropiación de las tierras donde se construye el Aeropuerto Internacional de Tulum Felipe Carrillo Puerto. Para eso, se publicó este lunes en el Diario Oficial de la Federación (DOF) el Decreto por el que se expropia por causa de utilidad pública la superficie de mil 521.1 hectáreas de terrenos de temporal de uso común del ejido Chunyaxché y anexos, comunidad de Chumpón, del municipio de Felipe Carrillo Puerto, en el estado de Quintana Roo, esto en favor de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), para destinarla a la construcción de la Base Aérea Militar y el Aeropuerto Internacional de Tulum.

En este decreto se detalla que de acuerdo a los avalúos realizados por el Instituto de Administración y Avalúos de Bienes Nacionales (Indaabin) se determinó que el monto de la indemnización con base en el valor comercial de la superficie expropiada es de 433 millones 515 mil pesos.

Además, aclara que derivado del convenio de ocupación previa, la Sedena depositó ante el Fideicomiso Fondo Nacional de Fomento Ejidal las cantidades de 342 millones y 91 millones 526 mil 422 pesos con 18 centavos, con lo que acreditó el pago total de la indemnización.

Ese pago se realizó de manera anticipada después de que la asamblea general de ejidatarios de 21 de agosto y 18 de diciembre de 2021 aprobó la celebración del convenio de ocupación previa a título gratuito y se autorizó a los integrantes del comisariado a firmar dicho convenio por las tierras de uso común.

La superficie de 1,521-10-69 hectáreas de terrenos de temporal de uso común, pertenecientes al ejido Chunyaxché y anexos, pertenecientes al municipio de Felipe Carrillo Puerto, en el estado de Quintana Roo, se solicitó para destinarse a la construcción de la Base Aérea Militar y el Aeropuerto Internacional de Tulum.

Como consecuencia, se acreditan las causas de utilidad pública por el establecimiento, explotación o conservación de un servicio o función públicos; la construcción de puentes carreteras, ferrocarriles y demás obras que faciliten el transporte, y la de la defensa nacional, previstas en el artículo 93, fracciones I y VII, 94, de la Ley Agraria, y 1º., fracciones I y VI, de la Ley de Expropiación, explica el Decreto.

 

 

[email protected]

JFCB