mayo 20, 2024 16:43

16.67

Renán Castro Madera, Director General

Renán Castro Madera, Director General

mayo 20, 2024 16:43

 

Víctor Galván/CAMBIO 22

Cuando el pasado 5 de febrero desde Palacio Nacional el presidente Andrés Manuel López Obrador dio a conocer las 20 iniciativas de reforma constitucional, se convirtió prácticamente en el jefe de propaganda y campaña de Claudia Sheinbaum.

Lo anterior lo puso de manifiesto la propia candidata presidencial de la alianza Morena-PT-PVEM, al anunciar días después que las incluirá en su Proyecto de Nación y serán, a partir del 1 de marzo, su oferta electoral para hacer proselitismo por todo el país.

“Estas propuestas son parte del programa que vamos a presentar el 1 de marzo a la ciudadanía en el inicio de la campaña electoral de nuestra coalición Sigamos Haciendo Historia”, anunció, lo que confirmó que la plataforma electoral de Sheinbaum fue armada por el Presidente.

Varias de las iniciativas tienen el perfil populista que ha marcado el Gobierno de López Obrador, con lo que pretende asegurar no solo la continuidad de lo que denomina Cuarta Transformación, sino la prolongación de su mandato más allá del término constitucional. Es decir, un nuevo Maximato.

El cuartel de campaña de Claudia Sheinbaum prácticamente es el Palacio Nacional, desde donde López Obrador interviene públicamente en la elección presidencial.

“Gracias”, otro recurso para el golpeteo

En la recta final de su mandato, al Presidente le pareció conveniente publicar un libro más, titulado “Gracias”, en el que dedica unas palabras a la candidata de oposición Xóchitl Gálvez pero, obviamente, para criticarla y denostarla. La tacha de “ladina”, “clasista” y “racista”.

“Di a conocer en la mañanera que el supremo poder conservador, a través de Claudio X. González, decidió apoyar a Xóchitl Gálvez, una mujer que ha trabajado con ellos en puestos de diversa naturaleza: con Fox sirvió como coordinadora de los pueblos indígenas y con Peña Nieto gobernó en la entonces delegación Miguel Hidalgo de la Ciudad de México, donde viven los más ricos del país.

Pero, además, como nació en un pueblo de Hidalgo pensaron que su origen sería útil para favorecer una supuesta imagen popular cuando en realidad es ladina e igual de clasista y racista que los conservadores de mayor rango o nivel en la escala económica, social y política del país”, cita en el libro.

Y añade: “aunque la oligarquía y los medios de manipulación se empeñan en inflarla, el globo no ha levantado ni levantará”. Convertido en su detractor, se inmiscuye en la contienda electoral, pese a que la ley se lo impide.

Expertos que ya leyeron el libro afirman que es también un compendio de fobias y filias alimentadas a lo largo de muchos años y que han definido el perfil político de su autor.

López Obrador tiene la visión de sí mismo de un valiente hidalgo que a lo largo de décadas enfrentó a políticos corruptos y a empresarios a quienes, obviamente, venció. Entre estos políticos se encuentran todos los que encuadran en su definición de “neoliberales” y “conservadores”: Carlos Salinas, Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto. Pero particularmente Felipe Calderón, contra quien ha alimentado un odio especial y a quien no perdona haberle ganado la elección presidencial de 2006.

López Obrador está obsesionado con ser reconocido como el mejor Presidente de México de los últimos, por lo menos, 60 años, y pasar a la historia al lado de grandes y fundamentales figuras como Miguel Hidalgo, Benito Juárez, Francisco I. Madero, Lázaro Cárdenas, entre otros.

Signa Lab, piedra en el zapato

Tan pronto como el INE dio a conocer la contratación de Signa Lab para que se encargue de filtrar y seleccionar en las redes sociales las preguntas que se harán en el primer debate presidencial, Morena puso el grito en el cielo.

Signa Lab pertenece al Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO). Es de los jesuitas.

El partido en el poder y Sheinbaum se quejaron que “de antemano ya estén cargando la balanza para un lado”, por lo que el pasado 12 de febrero Morena, PT y PVEM impugnaron ante el INE esta designación. Pero, ¿por qué les causa escozor Signa Lab?

Signa Lab es un laboratorio de innovación creado por Rossana Reguillo, egresada del ITESO, dedicado al estudio y análisis de cómo operan las granjas de bots en el ciberespacio y cómo se utiliza internet en esta era digital, entre otros ámbitos, en el político. En 2018 mapeó y evidenció la #RedAMlove en Twitter, una operación digital para generar tendencias artificiales y ataques a la prensa crítica del Presidente.

Es bien conocido que el análisis crítico incomoda al jefe del Ejecutivo y a los morenistas y, al parecer, Claudia Sheinbaum va por el mismo camino.

Y ante los ataques de Morena, Rossana Reguillo anunció que se hará a un lado de la labor que realice Signa Lab para el primer debate, con el fin de que dicho proceso no sea cuestionado.

Si la candidata morenista llegara a ganar las elecciones del 2 de junio, deberá decidir a partir del 1 de octubre de 2024 si se convierte en un Emilio Portes Gil, sumisa al jefe máximo de la 4T, como sucedió en 1930 con Portes Gil hacia Plutarco Elías Calles; o un Lázaro Cárdenas, quien tras asumir el poder en 1936 desterró a Calles y terminó de tajo con el periodo llamado “Maximato”.

 

[email protected]

RHM

¡Únete a nuestras comunidades del Diario Cambio 22 en Whatsapp y Telegram! Mantente al tanto de las noticias más importantes del día, artículos de opinión, entretenimiento, tendencias y mucho más, directamente desde tu dispositivo móvil.

WhatsApp Telegram
Telegram



Data from Tiempo3.com
Data from Tiempo3.com
Data from Tiempo3.com