Redacción/CAMBIO 22

CIUDAD DE MÉXICO, 7 de febrero.- El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, reiteró este martes que los terrenos que todavía están en manos del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) ya no serán vendidos, sino que serán convertidas en áreas naturales protegidas, y confirmó que esto también incluye lotes ubicados en Cancún.

El mandatario inclusive afirmó que hoy firmó el acuerdo para hacer esto una realidad, pero todavía falta una revisión antes de la publicación de los documentos, pues se trata de alrededor de 15 mil hectáreas en los centros integralmente planeados como Cancún, Loreto, Huatulco, Los Cabos y otros.

A pregunta expresa en la conferencia “mañanera” de este martes, sobre la decisión de ya no comercializar estos terrenos, López Obrador confirmó la medida, y señaló que por años esta práctica se prestó a la corrupción, por lo que quiere “eliminar esa tentación” a los siguientes gobiernos.

Una de las funciones de Fonatur es la adquisición de extensiones de terrenos en “centros integralmente planeados” (como Cancún) para la construcción de infraestructura, lotificación y venta, pero López Obrador señaló que “desde hace algún tiempo” esto derivó en corrupción.

“Entregaban bienes, estos terrenos, en convenios leoninos en los que se beneficiaban los funcionarios, traficantes de influencias”, afirmó.

Entre esos casos, mencionó la renta de la casa presidencial de Cancún, acto cometido por un funcionario de su propio gobierno, el exdelegado de Fonatur en Cancún, Raúl Bermúdez; así como la compra de terrenos de poca viabilidad turística en Playa Espíritu, en Sinaloa, realizada por Miguel Gómez Mont por 120 millones de pesos, en el sexenio de Felipe Calderón.

El presidente dijo que éstas mil 500 hectáreas, compradas al exgobernador Antonio Toledo Corro, están muy lejos del aeropuerto de Mazatlán y, por ende, son casi inaccesibles; pero a pesar de eso, se introdujo infraestructura y hasta un hotel abandonado, del cual el gobierno paga mantenimiento.

“Ya no pueden continuar con eso… se están rifando los lotes y ya se han obtenido algunos recursos, pero ya no terminaremos”, dijo el mandatario, y agregó que, para evitar que estas tierras sean rematadas en algún sexenio futuro, los predios restantes serán declarados áreas naturales protegidas.

En esta misma situación caerán lugares como La Giganta, en Loreto (Baja California), o Bahía la Entrega Huatulco, añadió.

“Esto también garantiza playas públicas- comentó López Obrador-. Es difícil hallar playas públicas, porque se esmeraron en privatizar todo”.

Cuestionado específicamente por Cancún, señaló que en esa ciudad todavía quedan algunos parques que quedarán como protegidos.

En cuanto al futuro de Fonatur, el presidente comentó que todavía tiene muchos otros bienes, como fraccionamientos, construcciones y campos de golf, aunque admitió que el mantenimiento de los últimos cuesta más que los ingresos que generan.

Cabe destacar que en Quintana Roo, el mantenimiento del Boulevard Kukulcán y otras vialidades, al igual que el drenaje, en la Zona Hotelera de Cancún, son responsabilidad de Fonatur, al igual que una marina en Cozumel, isla donde el organismo puso en venta 14 terrenos el año pasado.

 

[email protected]

RHM