Redacción/CAMBIO 22

Familias mexicanas de personas desaparecidas, que tomaron la antes llamada “Glorieta de la Palma” en la Ciudad de México y la nombraron “Glorieta de las y los desaparecidos”, denunciaron este lunes en entrevista con EFE que las autoridades capitalinas actúan sin diálogo para honrar a las víctimas.

Los familiares criticaron que funcionarios capitalinos hayan decidido, según les comunicaron, colocar monolitos con referencias a las personas no localizadas en esa glorieta cuando el diálogo con las familias se rompió en agosto.

“Nos ha parecido nuevamente una falta de respeto. No hay un diálogo con las familias pese a que ellos tienen nuestros contactos, toman decisiones de manera unilateral sin tomar en cuenta la experiencia que tenemos nosotros como familiares”, dijo a EFE Jorge Verastegui, activista y buscador de su hermano y su tío, Antonio Verastegui y Antonio Jesús Verastegui respectivamente, desaparecidos hace 14 años en Coahuila.

“Creemos que es una burla que quieran colocar algo pero, sin el reconocimiento del espacio, es un discurso vacío”, añadió Verastegui, explicando que las intenciones de las autoridades son colocar los obeliscos, pero no cambiar de forma oficial el nombre de la glorieta.

Las familias de personas desaparecidas tomaron el lugar el 8 de mayo de 2022, dos días antes del Día de las Madres, fecha en la que ellos recuerdan que las madres fueron privadas de ver crecer a sus hijos en el país, donde hay más de 100.000 desaparecidos oficiales.

Los colectivos ciudadanos instalaron cuatro estructuras con fotografías impresas mediante sublimación (una tecnología de transferencia de imágenes) de aproximadamente 500 personas desaparecidas, pero las autoridades las retiraron.

En esta glorieta antes había una gran palmera, pero en junio de 2022 se instaló un árbol ahuehuete cuya salud está en estado crítico, según las propias autoridades.

Esta información se recogió a través de una solicitud ciudadana de información, en la que se relata que hay ausencia de follaje y agrietamiento en el tallo del árbol.

Además de la respuesta en relación al árbol, se informó a los familiares mediante un documento explicativo sobre la reforma de la glorieta, que se instalarán 20 obeliscos y 8 piezas monolíticas en los que habrá inscritos poemas dedicados a la memoria de las personas desaparecidas.

Esta información no fue bien recibida por las familias, quienes acusaron a las autoridades de actuar “por la libre” después de que en agosto de 2022 invitaran a la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum; al presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador, y al subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación de México, Alejandro Encinas, y ellos decidieran no acudir.

“Nos parece una burla y un desprecio a los colectivos de familiares porque no solo no nos han citado a diálogo, sino que tratan de imponer su visión tratando, según ellos de quedar bien”, explicó a EFE Alfredo López, acompañante de las familias.

Ante esto, solicitaron a las autoridades que se reanude el diálogo y aseguraron que no tendrán problema en derribar o intervenir los monumentos si es necesario. EFE

 

Fuente: Infobae
[email protected]
MRM