• La muestra ganadera y cultural espera a miles de visitantes, destacando este fin de semana en Yucatán.

 

  • “Tizimín está de Fiesta”: Un Encuentro de Tradición, Religión y Entretenimiento en la Renombrada Feria y Exposición ganadera.

 

Gabriel Hernández/CAMBIO 22 

TIZIMÍN, Yucatán – Anoche, la Ciudad de los Reyes brilló con la apertura triunfal de la ExpoFeria Ganadera, Comercial y Turística Tizimín 2024, atrayendo a un nutrido público que se congregó para presenciar el evento.

La comitiva, tras el protocolar corte, se adentró en el recinto ferial, destacando la muestra ganadera, joya de Yucatán y referente en el sureste mexicano.

Con espectáculos gratuitos y diversas atracciones, la feria busca deleitar a las multitudes que acuden a Tizimín cada año para rendir culto a los Tres Reyes: Gaspar, Melchor y Baltazar.

Las fechas culminantes se centran en el 5 y 6 de enero, coincidiendo con la Epifanía que conmemora la visita de los reyes magos al niño Jesús en Belén.

La ExpoFeria se prolongará hasta el 15 de enero, ofreciendo una experiencia única que promete satisfacer tanto a locales como a visitantes de toda la región y el resto del país.

Acompañado por la profesora Loreto Villanueva, secretaria de la Cultura y las Artes, en representación del gobernador Mauricio Vila, el alcalde Pedro Couoh inauguró oficialmente la feria, marcando el comienzo de una celebración que promete ser inolvidable.

El corte del listón contó con la presencia de su esposa Gabriela Mézquita Alonzo, el titular de la Seder, Jorge Díaz Loeza, y la reina de la Feria, Darelle Caballero Pat.

Celebración Anual en Tizimín: Entre Religión, Historia y Tradición

En el pintoresco Tizimín, cuyas raíces etimológicas provienen del maya, los frailes franciscanos dejaron su huella entre los siglos XVI y XVII (1563 – 1666) al erigir un convento cuya parroquia lleva el nombre de los Santos Reyes. En este rincón, los Reyes Magos, aunque no reconocidos como santos por la Iglesia católica, se convirtieron en los venerados patronos del templo y de la comunidad local.

Las imágenes de los Reyes Magos, traídas desde Guatemala a finales del siglo XVI, son ahora el centro de festividades populares que se remontan a la época colonial, especialmente durante los primeros días de cada año. Estas festividades culminan el 6 de enero, fecha en que la cristiandad celebra la llegada de los Reyes Magos, según la leyenda.

Según los escritos del fraile Andrés Avendaño y Loyola, Tizimín ya era lugar de peregrinaciones anuales desde tiempos precolombinos, donde la población maya rendía culto a tres deidades vitales: Yum Chaak (deidad de la lluvia), Yum K’aax (deidad de los bosques y la agricultura) y Yum Ik (deidad del viento). En tiempos coloniales, los frailes católicos reemplazaron estas deidades mayas con los Reyes Magos, explicando que se trataba de las mismas deidades con nuevos nombres tras una transmutación.

Las festividades, con un fuerte componente religioso, han evolucionado a lo largo del tiempo. Desde mediados del siglo pasado, se incorporó la Feria Anual Ganadera, que se fusionó con las celebraciones religiosas, ampliando así el período de festividades. Actualmente, la gran vaquería o Alborada da inicio a la Fiesta el 30 de diciembre. La tradición incluye una pozolada y una segunda vaquería “Baxal Toro” en la plaza de toros el 31 de diciembre, al ritmo de La Angaripola, música de jarana yucateca.

Simultáneamente, tiene lugar la Feria y Exposición, originalmente ganadera y ahora una amplia muestra de ganadería, productos agrícolas y artesanías. Esta feria, heredera de las tradiciones religiosas, atrae a numerosos visitantes de Yucatán y de regiones vecinas, así como del resto del país, consolidándose como una de las Ferias con mayor tradición en México, siendo un evento que fusiona la historia, la cultura y la celebración pagana de los pueblos mayas.

 

Celebrando la Tradición Taurina durante la Feria de Reyes

Bajo el sobrenombre popular de ‘Los tablados’, la plaza de toros de Tizimín se erige como un claro ejemplo del mestizaje que ha marcado la identidad de los habitantes de Yucatán.

Esta fusión cultural se manifiesta en la celebración taurina, arraigada en la tradición española, la cual se entrelaza armoniosamente con la construcción del coso, donde convergen técnicas auténticamente mayas.

El coso taurino de Tizimín no solo se erige como un espacio dedicado a la fiesta brava, sino también como un auténtico símbolo de tradición arraigado en el corazón de la ciudad.

Este tablado artesanal, considerado una joya cultural y orgullo de Yucatán, despierta anualmente durante la Feria de Reyes para acoger los emocionantes eventos taurinos.

Conocido por su construcción en madera y el resplandor de los huanos que lo visten, el coso cuenta con 61 palcos distribuidos en tres niveles.

La seguridad es clave en este escenario taurino, especialmente durante el Baxal Toro, evento tradicional que pone a prueba la solidez de la estructura.

A continuación les presentamos el calendario de actividades de la Expoferia Tizimín 2024:

 

 

[email protected]

GCH