Redacción/CAMBIO 22 

PLAYA DEL CARMEN, 26 de junio. – La regidora morenista de Solidaridad, Laura Beristain, fue exhibida nuevamente por su actuar prepotente y altanero, abusando su poder ante empleados de seguridad privada del Residencial Allegranza, en donde tiene dos propiedades.

Varios de sus invitados no estaban registrados en la bitácora de la caseta de seguridad, por lo que se les impidió la entrada.

Totalmente enfurecida, la regidora morenista salió en traje de baño y llegó hasta la caseta, en donde empezó a insultar a los guardias de seguridad, a quienes tachó de “pendejos y huevones”, gritando que ella es la que más dinero ha aportado en el residencial.

Alegaba que por ser su cumpleaños, tenía todo el derecho de festejar y recibir a sus invitados por lo que en un acto de abuso y prepotencia, levantó la pluma y dejó entrar a varios vehículos en los que iban sus invitados e incluso hasta taxis, sin que ninguna unidad se registrara.

El encargado de la caseta trató de explicarle por qué no dejaban pasar los vehículos, pero Laura Beristain lo jaló del brazo y lo obligó a ir con ella hasta su casa, en donde según le mostraría como si estaban registrados sus invitados.

Los demás guardias de seguridad grabaron la penosa escena y dieron aviso a sus supervisores, informando del comportamiento de la regidora.

La fiesta se llevó a cabo y varios habitantes del residencial se quejaron, pues el festejo se extendió hasta altas horas de la madrugada generando escándalo.

 

[email protected]

JFCB