Redacción/CAMBIO 22

Integrantes del colectivo “Sélvame del Tren” documentaron cómo pese a la orden girada por un juez federal para suspender las obras del Tren Maya en el Tramo 5 Sur, los trabajos continúan y se están rellenando columnas subterráneas con rocas, lo que expertos advirtieron, son errores que podrían propiciar el colapso de la estructura.

La activista y miembro del colectivo, Cristina Nolasco, difundió videos de una nueva visita al Tramo 5 Sur, que va de Playa del Carmen a Tulum, en Quintana Roo.

En las grabaciones captadas al interior de un cenote, señaló que los pilotes están huecos, rotos, se les sale el concreto y los rellenan con rocas.

“¡Peligro estructural! Están tirando piedras a través de las columnas. Las rellenan primero con piedras y luego no sabemos qué hacen exactamente, si después lo van a colar con cemento, pero por lo pronto ahorita la columna que filmé está hueca y están echando piedras gigantes a través de las columnas”, expuso Nolasco.

Durante la grabación se escuchaban golpes fuertes que refirió, eran muestra de que estaban arrojando piedras para rellenar.

Con base en estas fotos y videos, Wilberto Esquivel ingeniero de Ecoplan indicó que el relleno con piedras es un grave error que podría tener grandes consecuencias.

“Esa columna puede punzonar esas rocas de abajo que no están bien coladas, nada más están puestas como una base y puede tener asentamientos el pilote (…) poniendo en riesgo de descarrilamiento el tren o de colapso estructural el puente, la estructura”, advirtió.

“La regaron otra vez y van a cambiar de trazo otra vez como lo han cambiado 20 veces, es un desastre ambiental, es una falta de respeto. Arriba (la columna) está rodeada por una malla para que no se salgan las piedras, porque le están metiendo piedra a la base, para que no se salga el concreto, que eso ya lo acusó el juez, Profepa, que se le sale el concreto porque están asentando mal esas cimbras”, agregó.

El ingeniero aseveró que las evidencias documentales sostienen que la obra tiene una mala cimentación.

“No están asentando bien en un punto plano y resistente con una perforación adicional para encajar ahí el acero de refuerzo las cimbras, entonces crean estas oquedades. Ésta (mostró en la fotografía) es la luz real que ves de arriba de la caverna y se sale el concreto por allá y lo que se les ocurrió a estos angelitos, es poner piedras en la base vuelvo a advertir con la seriedad del mundo: están cometiendo un error serio, estructural”, insistió.

Además de ello, los activistas grabaron el agua de los cenotes que acusaron, al momento de una visita realizada el pasado 19 de junio, tenía mal olor y ardían los ojos, por lo que también reclamaron contaminación.

 

Fuente: Reforma

[email protected]

RHM

WhatsApp Telegram
Telegram


Diario Cambio 22 - Península Libre