Redacción/CAMBIO 22

Hace 33 años, Anabel Ferreira le llamó la atención a Eugenio Derbez quien, sin permiso, se salía del libreto e improvisaba buscando hacer reír al público del programa “Anabel”, del que ella era la titular.

“Flaquito”, le dijo la actriz un día, durante una reunión en la cual también se encontraba el productor Enrique Segoviano, “el programa se llama Anabel, ya tendrás un día tu programa, así que bájale”.

“Atente al libreto, no te salgas, porque aquí la chistosa soy yo”, reafirmó.

Tras ello, Eugenio supo que ahí no crecería. Sus improvisaciones hacían reír al staff y con eso, sabía que iba por el camino adecuado. Así que tras renunciar comenzó a escribir lo que se convertiría en “Al derecho y al Derbez”, su propio unitario.

“Yo no sabía que podía ser chistoso o que podía hacer reír. Cuando llego con Anabel como actor invitado, me sentí como pez en el agua, descubro que puedo hacer reir”, recordó en una entrevista con Yordi Rosado.

Con los años, él y Anabel se reconciliaron. El año pasado, en una cinta en la que Eugenio toma la decisiones, invitó a quien de alguna manera lo amadrinó en el género.

“Es una espléndida actriz”, dice.

La trayectoria del creador de “El super portero” y La Familia P. Luche no se explicaría sin momentos como el anteriormente descrito.

Cuando llegó a la emisión había estado en algunos episodios de “Cachún, cachún, ra ra ra!” y apariciones fugaces en telenovelas, en cuyo reparto no figuraba. También contabilizó  participaciones esporádicas en “La telaraña” y “Mujer casos de la vida real”.

“Era como (decir) ‘aquí traigo esta carta’ o la sombra que pasa”, recuerda.

Su ingreso a Anabel fue porque un día se enfermó Rodolfo Rodríguez (Calixto en Cachún, cachún), quien era actor de planta en el programa, y entonces decidieron invitarlo.

Pero Eugenio también tuvo en Daniela Romo a otro ángel, pues él era quien hacía el show del intermedio en el Teatro Blanquita.

En Anabel duró unos meses, y entendió que lo suyo era hacer reír.

Fue parte del equipo de comedia que Televisa llevó a mundiales de futbol y juegos olímpicos, produjo y protagonizó una telenovela (“No tengo madre”), creó “Derbez en cuando”, produjo “Vecinos”, “XHDRbz” y “Ellas… son la alegría del hogar”.

Su primera película fue “Zurdo”, en un papel dramático, seguida por “La misma luna” y “No eres tú, soy yo”, éste último su primer protagónico.

El domingo pasado, cuando subió al escenario con todo el equipo de “CODA”, ganadora del premio a Mejor Película, volteó hacia el cielo para agradecer a su mamá, la también actriz Silvia Derbez, a quien un día le prometió ganar uno de esos galardones.

 

 

Fuente: El Universal

GCH

WhatsApp Telegram
Telegram


Diario Cambio 22 - Península Libre