Redacción/CAMBIO 22

Estados Unidos ofrecerá a las familias migrantes separadas en la frontera entre Estados Unidos y México bajo el mandato del presidente Donald Trump un estatus legal temporal y otros beneficios, al tiempo que prohíbe separaciones similares en el futuro, según un acuerdo de conciliación presentado este lunes.

El convenio se aplica actualmente a unos 3,900 niños separados de sus padres durante la gestión de Trump (2017-2021), según la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés), que representa a familias que fueron divididas en una demanda presentada por primera vez en 2018.

Se estima que entre 500 y 1000 niños siguen separados y es probable que el número cubierto por el acuerdo se amplíe, dijo la ACLU.

El compromiso forma parte de un esfuerzo continuo de la administración del presidente demócrata Joe Biden para reunir a las familias divididas bajo la política de “tolerancia cero” de Trump instituida en 2018, que exigía el enjuiciamiento de todos los que cruzaran la frontera sin autorización.

Los organismos de control del Gobierno y los defensores de la inmigración han descubierto que las separaciones comenzaron antes y continuaron después del inicio oficial de la política.

El acuerdo estará sujeto a la aprobación de un juez de distrito de Estados Unidos. Trump, favorito para convertirse en el candidato republicano a la presidencia en 2024, ha criticado la gestión de Biden en seguridad fronteriza y ha prometido aplicar políticas de inmigración de línea dura si es reelegido.

El secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, afirmó que el acuerdo propuesto el lunes mostraba el compromiso de la administración Biden con la reunificación de las familias y elogió la colaboración con las organizaciones de defensa “en la condena de la crueldad del pasado”.

El acuerdo permite a las familias sometidas a las separaciones de la era Trump solicitar un estatus legal temporal durante tres años y un permiso de trabajo, así como presentar una solicitud de asilo ante los Servicios de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos, según los documentos judiciales.

Además, prohibirá al gobierno aplicar cualquier política que conduzca a separaciones generalizadas durante ocho años, pero permite excepciones por razones de seguridad nacional, órdenes de detención penal, emergencias médicas o si la seguridad de un niño está en peligro.

Como parte del acuerdo, que cubre servicios médicos, las familias separadas tendrán acceso a ayudas temporales de alojamiento durante un año, según los documentos judiciales. Reuters informó en 2022 que muchas familias reunificadas se enfrentaban a la inseguridad de la vivienda.

El abogado de la ACLU Lee Gelernt calificó el acuerdo de “un paso crítico para ayudar a las miles de familias”.

El Gobierno de Biden rompió en 2021 conversaciones para un pacto colectivo que habría proporcionado una compensación monetaria a las familias separadas. Más de 750 niños se han reunido con sus familias gracias a los esfuerzos dirigidos por un grupo de trabajo de la actual administración.

 

 

 

Fuente: Reuters
[email protected]
MRM