• Los ejercicios se extenderán hasta el próximo 7 de junio e incluirán cuatro buques filipinos, uno estadounidense y otro japonés que se preparan para “reforzar la colaboración en materia de salvamento y aplicación de la ley”

 

Redacción/CAMBIO 22

Los guardacostas de Estados Unidos, Japón y Filipinas inauguran este jueves los primeros ejercicios navales conjuntos en aguas territoriales filipinas en el mar de China Meridional, donde Beijing y Manila mantienen un conflicto por la soberanía de varias islas, informó a EFE el portavoz de los guardacostas filipinos, Armand Balillo.

Las maniobras se extenderán hasta el próximo 7 de junio e incluirán cuatro buques filipinos, uno estadounidense y otro japonés en maniobras destinadas “a reforzar la colaboración en materia de salvamento y aplicación de la ley”, detalló a EFE por teléfono Balillo.

“Los simulacros a tres bandas han sido una iniciativa de EEUU y Japón, mientras que Australia se uniría en calidad de observador”, explicó Balillo, quien detalló que en uno de los ejercicios se simularán la “detección y abordaje de un buque con armas de destrucción masiva” en estas aguas.

Estas maniobras son el preludio del patrullaje conjunto entre Washington en Manila en el mar de China Meridional, previsto a partir de octubre de este año, y llegan en medio de crecientes tensiones entre China y EE.UU. por la agresividad de Beijing en esas aguas y alrededor de Taiwán.

China considera la mayor parte de las aguas cercanas al litoral occidental filipino como propias por razones históricas y ocupa varias islas del archipiélago Spratly y el atolón Scarbobough, a menos de 200 millas de la costa filipina, límite que establece la ONU como frontera marítima legítima entre estados.

El conflicto territorial entre Beijing y Manila en el mar de China Meridional se ha agudizado en los últimos meses, tras las recientes denuncias de Filipinas del empleo de láseres militares de barcos chinos contra guardacostas filipinos.

Tanto estos ejercicios navales conjuntos como el patrullaje de los guardacostas filipinos con los de EEUU, y previsiblemente Australia, podrían exponer a buques chinos y estadounidenses a situaciones de tensión en las disputadas aguas, según los expertos.

Sin embargo, Balillo ha restado importancia a las maniobras, afirmando que “se trata de una actividad rutinaria habitual entre los organismos de guardacostas”, en declaraciones a los medios locales la mañana de este jueves.

Estados Unidos, Japón y Australia han condenado los últimos meses con asiduidad la agresividad de Pekín en el mar de China Meridional y se han mostrado dispuestos a colaborar más estrechamente con Filipinas desde que Ferdinand Marcos Jr. comenzó su presidencia el año pasado, en sustitución de su predecesor Rodrigo Duterte, favorable a unir lazos con China.

 

 

(Con información de EFE)

[email protected]
MRM