abril 16, 2024 16:32

16.67

Renán Castro Madera, Director General

Renán Castro Madera, Director General

abril 16, 2024 16:32

 

► Una mujer de 84 años fue declarada muerta por error, perdiendo su pensión y servicios médicos

► Tras larga lucha legal logró a recuperar su identidad y derechos

► Destacan la negligencia e irresponsabilidad del ayuntamiento encabezado por Yensunni Martínez Hernández, que se niega a compensar por los gastos incurridos

Ricardo Jesús Rivas/CAMBIO 22

CHETUMAL, 20 de febrero. – Una mujer de 84 años experimentó una de las situaciones más adversas de su vida cuando el Registro Civil del Municipio de Othón P. Blanco la declaró fallecida oficialmente, mientras ella vivía tranquilamente con su familia, ajena a tal declaración.

La abuelita se enteró de esta grave y negligente equivocación al ver cancelada su pensión del ISSSTE y su servicio médico, así como al experimentar la baja de su CURP y de su pensión del Bienestar.

Este lamentable hecho comenzó a mediados del año 2022, cuando al intentar cobrar su pensión del ISSSTE, le informaron que había sido cancelada debido a su supuesta defunción.

Asombrada, se dirigió al Registro Civil Municipal en Chetumal, donde enfrentó una larga y angustiosa batalla de varios meses, debido a la negativa del personal a corregir su error.

El origen del problema fue la confusión con una persona homónima fallecida en el ejido Gustavo Díaz Ordaz.

Los funcionarios municipales cometieron el grave error de utilizar el acta de nacimiento de la afectada, borrándola prácticamente de los registros oficiales.

Cuando la familia de la afectada acudió al municipio en busca de una solución, los funcionarios se desentendieron, asegurando que no podían hacer nada y rehusándose a rectificar el error, sometiéndolos a esperas interminables sin ofrecer soluciones.

Ante la inacción y falta de cooperación del municipio de Othón P. Blanco, la familia se vio obligada a acudir a las oficinas estatales del Registro Civil.

La responsable del área del CURP les indicó que si deseaban una solución, deberían regresar al lugar de origen del familiar o, en caso contrario, presentar una demanda.

Así, mediante un abogado, la familia interpuso una demanda contra el Registro Civil del municipio de Othón P. Blanco y del Estado de Quintana Roo.

Una jueza de Primera Instancia dictaminó que el ayuntamiento debía restaurar la identidad original de la mujer y anular el certificado de defunción emitido erróneamente.

Sin embargo, el ayuntamiento encabezado por la alcaldesa morenista Yensunni Martínez Hernández se mostró renuente a cumplir con la orden, argumentando la necesidad del certificado por parte de otro difunto, aunque la identidad no correspondía.

Después de varios meses, y bajo presión, el gobierno municipal finalmente restituyó la identidad de la mujer y, con el tiempo, le fueron restituidos sus derechos en el ISSSTE.

Cabe destacar que los gastos legales, médicos y otros incurridos por la octogenaria fueron cubiertos por su familia, sin recibir indemnización alguna por parte del gobierno municipal morenista.

La preocupación de la familia reside en que su caso no es el único, y temen que otros ciudadanos se vean afectados por el pésimo trabajo del ayuntamiento.

Además, piden a la presidenta municipal que se revisen los procedimiento para generar este tipo de documentos.

 

[email protected]

JFCB

¡Únete a nuestras comunidades del Diario CAMBIO 22 en WhatsApp y Telegram! Mantente al tanto de las noticias más importantes del día, artículos de opinión, entretenimiento, tendencias y mucho más, directamente desde tu dispositivo móvil.



Data from Tiempo3.com
Data from Tiempo3.com
Data from Tiempo3.com