abril 12, 2024 22:01

16.67

Renán Castro Madera, Director General

Renán Castro Madera, Director General

abril 12, 2024 22:01

  • Esta nueva política de ahorro sería más exhaustiva en el gasto público del Gobierno federal y reemplazaría a la de “austeridad republicana” que ha sido emblema del gobierno del presidente

 

Redacción/CAMBIO 22

La supuesta austeridad en el gobierno de AMLO ha sido blanco de dimes y diretes por algunas fallas en los servicios. Ahora planea una “pobreza franciscana”. ¿De qué trata? Escucha los detalles en Cafeína, tu shot de noticias para despertar.

El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró en su conferencia de prensa que para darle más al pueblo, su gobierno analiza dar una “vuelta de tuerca” al gasto del Gobierno federal. Con ello puso sobre la mesa pasar de la austeridad republicana a una fase superior de “pobreza franciscana”.

“Si ya estoy pensando que le vamos a dar otra vuelta a la tuerca, porque hace falta darle más al pueblo y a ver si es posible pasar de la austeridad republicana a una fase superior, que podría llamarse pobreza franciscana”, dijo en su conferencia mañanera de este jueves en Palacio Nacional.

Con ello, AMLO hizo referencia a que su política de austeridad debe ser más exhaustiva, para acabar por completo con los lujos de los funcionarios, que según mencionó “se mal acostumbraron,” y cuestionó a los funcionarios que entran al servicio público para hacer dinero.

“Se les olvidó que somos servidores públicos, para qué se meten al servicio público si lo que quieren es hacer dinero”, expresó el presidente.

¿Qué es la austeridad republicana?

Sin embargo, tras los dichos del presidente surge la duda sobre qué es “la pobreza franciscana”. Y para explicarlo, primero hay que recordar lo que es la “austeridad republicana”, política de ahorro que ha permeado durante toda la administración de López Obrador.

La política de austeridad impulsada por el presidente Andrés Manuel López Obrador, actualmente guía a la administración y el gasto público, pues tiene el objetivo de reducir estas brechas de rezago y desigualdad, ya que en México existen 43.9 millones de personas pobres, de acuerdo con cifras del Consejo Nacional de Evaluación (Coneval).

Por ello, AMLO ha sostenido a lo largo de su gobierno que “primero los pobres”, por lo que el presidente aboga por acabar con el derroche y los lujos excesivos de la élite del poder que, ha mencionado, fue la tónica de sexenios pasados.

Además, el mandatario ha expresado que su política de austeridad republicana, se inspira en uno de sus héroes y figuras que más admira: Benito Juárez, el Benemérito de las Américas, quien tenía como lema vivir en la “honrosa medianía”.

“Bajo el sistema federativo, los funcionarios públicos no pueden disponer de las rentas sin responsabilidad; no pueden gobernar a impulsos de una voluntad caprichosa, sino con sujeción a las leyes; no pueden improvisar fortunas ni entregarse al ocio y a la disipación, sino consagrarse asiduamente al trabajo, resignándose a vivir en la honrosa medianía que proporciona la retribución que la ley haya señalado”, pronunció Juárez el 2 de julio de 1852 ante la X Legislatura del Congreso, cuando era gobernador de Oaxaca, su estado natal.

La pobreza franciscana

Ahora, la “vuelta a la tuerca” al gasto del Gobierno federal que plantea el Presidente con la “pobreza franciscana”, y con base en los dichos del mandatario, se refiere a una política de ahorro más exhaustiva, como a la que se someten las orden Franciscanas que tienen como Santo Patrón a San Francisco de Asís.

Las órdenes Franciscanas se caracterizan por vivir con lo indispensable, pues basan su vida –al igual que lo hizo San Francisco de Asís– en llevar una vida religiosa centrada en la pobreza y la caridad, por lo que carecen de pertenencias y posesiones, salvo las indispensables –como vestido y sustento- para vivir.

De hecho, San Francisco de Asís, siempre trató de emular la vida de Jesús eligiendo una vida de pobreza, por lo que los ordenados toman un voto de pobreza y llevan una vida austera.

Cabe recordar que una de las medidas de la austeridad republicana de López Obrador, es que ningún funcionario puede ganar más que el Presidente de México, es decir 108 mil 376 pesos mensuales, lo que está establecido en la Ley de Remuneraciones de Servidores Públicos.

AMLO señaló en su conferencia de este jueves que en el recorte al gasto público que significaría la “pobreza franciscana” quedaría exento lo básico.

“Todo lo que tiene que ver con la justicia, eso no tiene límite. Es para darle más a la gente, si hacemos todavía una revisión sobre los gastos excesivos”, dijo el mandatario.

 

 

Fuente: El universal

[email protected]

GCH

¡Únete a nuestras comunidades del Diario CAMBIO 22 en WhatsApp y Telegram! Mantente al tanto de las noticias más importantes del día, artículos de opinión, entretenimiento, tendencias y mucho más, directamente desde tu dispositivo móvil.



Data from Tiempo3.com
Data from Tiempo3.com
Data from Tiempo3.com