Laura Beytia/CAMBIO 22

CHETUMAL, 30 de octubre.- Aunque el Instituto de Movilidad de Quintana Roo (IMOVEQROO) aseguró que será en el mes de diciembre cuando se pronuncie en torno a las solicitudes que han hecho los 19 sindicatos de taxistas en la entidad para un incremento a sus tarifas, los operadores de Majahual, solo piden que no les den más largas y se tome en cuenta que la actividad ya no es sostenible con los precios que están manejando.

La situación se torna más complicada, dado que la afluencia turística ha disminuido y enfrentan una muy baja demanda en el servicio de transporte en esa localidad costera, por lo que los ingresos que logran captar resultan insuficientes para solventar los gastos de los vehículos y para el sostén de sus familias, por lo que insistirán para que los costos del pasaje se eleven.

“Al igual que todos los sindicatos, nosotros hicimos la petición el año pasado y hemos cumplido con todos los requisitos aunque no ha habido un avance, pero vamos a continuar insistiendo para que se apruebe antes de que concluya el año porque lo que se está obteniendo por brindar el servicio no alcanza para cubrir todos los gastos que se tienen que hacer, muchas familias dependen del taxi y verdaderamente lo que pedimos no es mucho, es mínimo para seguir operando” comentó la dirigente del gremio Martha Patricia Poot Villegas.

Explicó que el ajuste que piden es de un 15 a un 20% más, que está debidamente justificado y serviría más que nada, para hacerle frente al alza excesiva de los combustibles, refacciones y mantenimiento de sus unidades, que presentan mucho desgaste al estar en circulación las 24 horas al día y por el salitre.

Y es que de autorizarles modificar sus tabuladores, pudiera representar un pequeño aliciente en sus finanzas, ya que dependen en gran medida del turismo que llega al puerto vía terrestre y a bordo de los cruceros, por lo que también se encuentran a la expectativa de que sea durante el mes de noviembre que la situación mejore, ya que septiembre y octubre han sido críticos.

“Esperamos que le den luz verde a nuestra solicitud que ya tiene bastante tiempo que la hicimos, porque sí es necesario tener un incremento en nuestras tarifas, porque además de que el trabajo es poco, la gasolina pues está muy cara y con el precio que cobramos por cada servicio, pues no alcanza para cubrir los gastos más esenciales, ojalá que pueda darse para que entonces sí podamos ver ganancias porque estos meses han sido muy complicados y que ahora en noviembre todo mejore.”

El tabulador actual establece como mínimo 30 pesos por cada servicio, aunque cobran un poco más por viajes a las comunidades aledañas o incluso a la cabecera municipal, pero tampoco les alcanza, por lo que buscan que les autoricen un ajuste de hasta 3 o 4 pesos más cuando menos.

 

[email protected]

JFCB