Laura Beytia/CAMBIO 22

CHETUMAL, 17 de mayo.- Luego de poco más de dos años de pandemia, las empresas todavía no están preparadas para poder cumplir con el reparto de utilidades a sus empleados, debido a la crisis que han padecido por las bajas ventas originadas por la contingencia sanitaria y que ocasionó que muchos empresarios tuvieran que recurrir a préstamos, lo que solo agravó su situación financiera.

El presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) en Chetumal Eloy Quintal Jiménez, expuso que de acuerdo al reporte que tienen del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), son alrededor de 24 mil los trabajadores que laboran en 6 mil 500 empresas en los municipios de Bacalar y Othón P. Blanco, que esperan poder recibir esta prestación económica.

“Como siempre nosotros las empresas tenemos que estar preparados para esta obligación que tenemos con el sector laboral, pero hay quienes están reportando complicaciones para poder cubrir el reparto de utilidades, sobre todo porque han sido dos años muy difíciles a consecuencia de la pandemia, donde hubo más pérdidas que ganancias; el reporte promedio que tenemos hasta el momento de trabajadores adscritos al seguro social es de alrededor de 24 mil, en cerca de 6 mil 500 empresas de Othón P. Blanco y Bacalar, que son los que deberán recibir esta prestación.”

Abundó que por ley, el reparto de utilidades corresponde al 10% de las utilidades que tenga cada empresa y aunque dijo que esto es muy diverso y cambiante de acuerdo a las condiciones de cada compañía, reconoció que algunas empresas que sí tuvieron utilidades, ya han comenzado con el pago a sus empleados y colaboradores, sin esperar que venza el plazo fijado para este mes de mayo.

Resaltó que a pesar de que desde finales del año pasado se ha observado una ligera mejoría económica en diversos sectores productivos, esto no es suficiente aún para poder realizar con facilidad este pago, ya que muchas empresas enfrentan una baja considerable en sus ventas.

“Hay algunos indicadores que marcan cierta recuperación económica, pero evidentemente estamos todavía en el inicio de esa recuperación y no podemos hablar de que estamos en una condición como la estábamos antes de la pandemia, esperamos que estos indicadores que se están dado en el primer trimestre del año puedan continuar, porque ahorita lo que más nos ocupa y que nos está afectando en el precio final a consumidores, es el tema inflacionario que nos está pegando a todos, no solamente al poder adquisitivo de las familias sino también en general y eso se refleja en una baja en ventas.”

Las utilidades, son un derecho constitucional establecido en el artículo 123 constitucional (fracción IX, apartado A) y en el artículo 120 de la Ley Federal del Trabajo, que las empresas morales deberán cubrir antes del próximo 30 de mayo, en tanto que para las empresas físicas, el plazo vence a finales de junio.

lau.beytia@diariocambio22.mx

TIAV