Laura Beytia/CAMBIO 22

CHETUMAL, 28 de marzo.- Con lo ocurrido el fin de semana en Bacalar cuando hombres armados amenazaron a personal y clientes de un restaurante bar y las constantes extorsiones de las que son víctimas los empresarios del sur del estado, existe el temor de que esta situación se esté saliendo de control y más, ante la inacción del gobierno del estado, declaró Raúl Villanueva Argüelles presidente de la COPARMEX en Chetumal.

El dirigente empresarial, afirmó que los indicios de violencia se han disparado en los últimos meses en la zona sur del estado, lo que vendría a tirar por la borda todos los esfuerzos que realizan para atraer inversión y generar empleos, por lo que demandó atención inmediata de las autoridades competentes.

“La exigencia de seguridad ya no es solo de parte del sector empresarial sino es generalizada, se requiere no solo atención inmediata en este sentido sino disposición de la autoridad para hacerle frente a este grave problema, antes las extorsiones eran muy contadas, ahora estamos enfrentando hasta seis al mes y en algunos casos han pasado de llamadas telefónicas a amenazas de manera personal en sus negocios a donde llegan hasta armados para exigir derecho de piso y todo esto afecta, porque de nada sirve que intentemos atraer inversión a esta parte del estado si la inseguridad está a punto de salirse de control.”

El representante de la Confederación Patronal de la República Mexicana en la capital del estado, aseguró que los empresarios que han sido víctimas de este tipo de delitos, tampoco confían en las autoridades por lo que prefieren quedarse callados y no denunciar, a fin de no exponer su integridad, la de su familia y su patrimonio en caso de represalias, lo que calificó como grave, ya que esto solo deja de manifiesto que los aparatos de prevención y de combate al delito son deficientes.

“Definitivamente que las víctimas se rehúsen a acudir a denunciar este tipo de delitos es muy grave, porque no solo hay desconfianza sino hasta temor de que por acudir a la autoridad hayan represalias, por eso los organismos vinculados deben actuar con prontitud antes de que esto los rebase; ciertamente este gobierno ya se va y nos deja una estrategia fallida en materia de seguridad y con nulos resultados, pero el que venga, tendrá que atender esta problemática de manera inmediata y más porque se requiere de coordinación y una atención muy buena para hacer bien las cosas.”

Es por ello que exigió garantías de seguridad para el sector empresarial que ya comienza a sentirse vulnerable ante la delincuencia y donde varios están optando por cerrar sus empresas para ya no seguir recibiendo amenazas, lo que únicamente hará más lenta la recuperación de la economía en esta parte del estado.

[email protected]

GCH