Laura Beytia/CAMBIO 22

CHETUMAL, 12 de julio.- El servicio que brinda la Comisión Federal de Electricidad (CFE) en el estado de Quintana Roo nunca ha sido óptimo, pero se ha vuelto pésimo y más deficiente en los últimos meses, por el desinterés de la paraestatal para dar mantenimiento a las líneas de conducción y cambiar transformadores, acusó el presidente de la CANACO Servytur Chetumal-Tulum.

Amir Efrén Padilla Espadas, aseveró que los constantes apagones han dejado al sector comercial de la zona sur, incuantificables pérdidas económicas, al perder una gran cantidad de artículos eléctricos y en muchos casos productos perecederos en los establecimientos y en los hogares de las familias de la región, por lo que analizan convocar a movilizaciones sociales para obligar a la CFE a resolver esta preocupante problemática.

“Son graves las deficiencias que ha mostrado la CFE, los apagones han sido más frecuentes y los lapsos de tiempo para recuperar la energía han sido más prolongados, lo que ha dejado pérdidas millonarias todos los días no solo en los comercios, sino en miles de hogares, no ha habido voluntad para el mantenimiento en el sector eléctrico y nosotros estamos pagando las consecuencias; hemos solicitado la intervención del gobierno para resolverlo pero no hemos tenido respuesta, entonces pues a mediano o corto plazo no descartamos movilizaciones para que esto se atienda de una vez por todas.”

Indicó que han recurrido sin éxito, a solicitar la intervención no solo del gobierno federal, sino de la administración estatal y de los representantes de Quintana Roo en la Cámara de Senadores y el Congreso de la Unión, pero hasta hoy, no han sido atendidos, aun cuando es indispensable solucionarlo.

Aunque dijo que la llegada del Tren Maya puede traer grandes beneficios a esta parte del estado, reconoció que también existe mucho temor porque el proyecto pueda originar más interrupciones en el servicio de energía eléctrica y más porque será eléctrico, lo que podría producir un mayor impacto.

“Hay un alto riesgo de que cuando entre en operaciones el Tren Maya en diciembre o cuando inicie sus pruebas en septiembre, esto empeore, más porque pues es una versión eléctrica la que se contempla para la Península, entonces pues esto debe atenderse y corregirse antes y no cuando la demanda de energía sea mayor por las operaciones del Tren y el problema de los apagones incremente drásticamente, si bien es cierto que el proyecto es bueno, también lo es que esto puede agravar la situación que hoy vivimos.”

Señaló que las quejas por la falta de energía en las colonias de la ciudad y las afectaciones por esto es cosa de todos los días y ni siquiera así, la CFE ha podido o querido mejorar el servicio que brindan.

 

 

[email protected]

JFCB