Les preocupa que esté en riesgo la temporada de verano 

 

Laura Beytia/CAMBIO 22

CHETUMAL, 21 de mayo.- El puerto de Majahual está enfrentando una contingencia ambiental no solo por el recale masivo de sargazo, sino también por la aparición en las playas de cientos de peces muertos, al parecer debido a las altas temperaturas y la presencia del alga.

Lo que hace que la situación que se vive actualmente en esta comunidad costera sea crítica, que se agrava por la indiferencia de las autoridades de los tres niveles de gobierno que no han tomado cartas en el asunto, pese a la presión ejercida por los prestadores de servicios turísticos y los habitantes, que bloquearon la carretera de acceso a este punto para que sus demandas generadas por la llegada de esta planta acuática sean atendidas, lo cual hasta ahora no ha ocurrido, tal y como comentó Rodolfo Espadas Ixte Vicepresidente de la Asociación de Empresarios Turísticos en la Costa Maya.

“El problema es la falta de apoyo de las autoridades para enfrentar el arribo masivo que hemos tenido desde que inició el año, todo el trabajo lo estamos haciendo nosotros los empresarios y sin ayuda de nadie, la Marina lo único que ha hecho es instalar la barrera que no ha funcionado y el Ayuntamiento solo nos ha ignorado y esto nos preocupa mucho porque no solo daña la imagen del destino, sino también porque por el sargazo aparecieron muertos en las playas, cientos de sardinas, pardos, brisas del mar, picudas y hasta peces globos y esto podría poner en riesgo la temporada de verano.”

El empresario dijo que el equipo que entrego el municipio de Othón P. Blanco para la recolección de la macro alga ya está inservible, debido a que no se le dio el mantenimiento adecuado y tampoco han acudido para repararlo y pueda seguir siendo utilizado, lo que refleja la falta de interés y voluntad del gobierno municipal para apoyarlos.

Es por ello que recalcó, es urgente que se instalen mesas de trabajo con representantes de los tres niveles de gobierno, a fin de poder establecer diálogo y aterrizar ideas que permitan concretar una estrategia conjunta y realmente efectiva para hacerle frente a esta situación y así, poder aminorar las afectaciones que esto está ocasionando en la economía local.

“Queremos que tengan la apertura y sobre todo la disponibilidad para poder sentarse a dialogar con nosotros que somos los verdaderos afectados, necesitamos entre todos tomar decisiones concretar y tratar de ver como resolver esta problemática antes que sea muy tarde y haya más afectaciones a la economía sobre todo, porque las playas no están en las mejores condiciones y eso ahuyenta al visitante y más por los olores.”

Indicó que los empresarios siguen organizados para instalar barreras artesanales, con el objetivo de evitar que los olores que ya se desprenden del alga en descomposición y la mala imagen de las playas siga disminuyendo el número de turistas que reciben y de igual manera disminuir los cierres de negocios y la cancelación de reservaciones.

lau.beytia@diariocambio22.mx