• Operativos que se llevan a cabo no bastan para controlar la actividad 

 

Laura Beytia/CAMBIO 22

CHETUMAL, 8 de febrero.- Los empresarios del municipio de Bacalar están de acuerdo en la petición que ha hecho el alcalde José Alfredo Contreras Méndez a autoridades de la SEMAR y la Capitanía de Puerto, para regular la navegación que existe en la Laguna de los Siete Colores.

Así lo comentó el presidente del Comité de Pueblos Mágicos Nicanor Piña Ugalde, quien dijo que existe mucha preocupación entre el sector empresarial por los hundimientos que se han registrado de al menos tres embarcaciones y que podría ocasionar una mala imagen de ese destino turístico.

“Si es preocupante, sobre todo porque ahorita pues todo se sube a las redes sociales y se vuelve una tendencia y podría provocar que se piense que no hay seguridad en los paseos en lancha y afectar la afluencia de visitantes, hemos insistido durante mucho tiempo en que es necesario que se ponga atención en el tema de regular la navegación y que haya mayor vigilancia, pero hasta que se dan los hundimientos hacen algunos operativos esporádicos y es bueno que el alcalde se haya pronunciado y por supuesto que apoyaremos porque se necesita una base permanente de la Capitanía.”

Reiteró que es la falta de personal de la Capitanía de Puerto, lo que ha fomentado que continúe el sobre cupo en las embarcaciones que no están respetando los protocolos de seguridad y aunque no ha habido situaciones que lamentar, se debe evitar seguir exponiendo a los turistas nacionales y extranjeros que suben a las lanchas o pontones para los paseos.

El también empresario hotelero, precisó que han detectado la existencia de embarcaciones en mal estado y algunas que operan sin permisos, por lo que es indispensable hacer una depuración e impedir que las que no cumplen con las condiciones que garanticen la seguridad de los visitantes, ofrezcan sus servicios.

“Sí se ha detectado que hay al menos 40 embarcaciones que están en mal estado y hasta piratas brindando el servicio de paseo y éstas son las que han ocasionado los accidentes, por eso es necesario hacer una depuración ya que no solo se estaría garantizando la seguridad de los turistas, sino también se cuidaría el equilibrio ecológico de la Laguna de Bacalar, al reducir el número de embarcaciones que hoy navegan en ella ya que son más de 300 y esto ha sido por la expedición desmedida de permisos que es lo que ya se debe frenar.”

Explicó que aunque el comité a su cargo y los náuticos han trabajado de manera conjunta para cuidar su principal fuente de ingresos, no cuentan con facultades para actuar contra la falta de vigilancia por parte de la Capitanía de Puerto, por lo que esperan que con la solicitud formal que ha hecho el décimo municipio, las autoridades se decidan a intervenir y poner un freno a esta problemática.

 

[email protected] 

GCH

WhatsApp Telegram
Telegram


Diario Cambio 22 - Península Libre